Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Draghi confirma que en marzo piensa reforzar el nivel de estímulo monetario en Europa

La dinámica de la inflación es más débil de lo que se esperaba, con un avance de precios interanual en la zona euro del 0,4% en enero. Para este año, la previsión es del 1%

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, reafirmó ayer su intención de aplicar nuevas medidas de política monetaria en marzo ante una inflación más débil de lo esperado y porque los riesgos son mayores, sobre todo a causa de las economías emergentes.
"A la vista del riesgo para la estabilidad de los precios, estamos dispuestos a revisar y seguramente a reconsiderar nuestra política monetaria a comienzos de marzo", declaró Draghi ante el pleno del Parlamento Europeo (PE) durante la presentación del informe anual del BCE de 2014. Lo justificó porque "hay riesgos que, si se cumplieran, podrían ir contra la recuperación."
Se refirió, en particular, a la volatilidad derivada de la situación en diferentes economías emergentes, algunas afectadas por el hundimiento de los precios del petróleo.
Además, aunque las perspectivas de crecimiento han mejorado en las economías avanzadas, el ritmo se mantiene bajo, hizo notar.
Draghi reconoció que desde principios de diciembre las condiciones han cambiado una vez más, porque han aumentado los riesgos, y explicó que las perspectivas de crecimiento, por la volatilidad, "indican que hay que actuar".
Puso el acento en que la dinámica de la inflación es más débil de lo que se esperaba en diciembre, con una inflación interanual en la zona euro del 0,4% en enero. Añadió además que el BCE ha revisado a la baja sus previsiones de inflación, que han quedado en el 1% para este año y el 1,6% para 2017.
Ese conjunto de factores fue el que llevó al consejo de gobierno de la institución a avanzar que tiene intención de aplicar más estímulos monetarios en su reunión de marzo. Draghi afirmó que las medidas de estímulo puestas en marcha desde 2014 "han sido muy eficaces", que sin ellas la eurozona habría caído en deflación en 2015 y que el crecimiento económico "hubiera sido mucho menor".