U$D

LUNES 20/05/2019

Draghi: "Quiero que el BCE pueda operar a través del Fondo de Estabilidad en 15 días"

En una entrevista exclusiva, el titular del BCE le dijo al Financial Times que confía en el poder de fuego del Fondo de Estabilidad. Se mostró confiado en las medidas adoptadas

–FT: La crisis financiera ya lleva más de cuatro años, ¿qué salió bien y qué mal?
–Mario Draghi: Hay que distinguir dos etapas. Primero fue la crisis financiera, con sus repercusiones para la economía real. Creo que aprendí que necesitamos un sistema más resistente, un sistema en el que tendríamos menos deuda y más capital. Hubo un sustancial avance en el diseño de nuevas políticas regulatorias y cierto progreso en la implementación de este nuevo diseño. La segunda etapa de la crisis es verdaderamente una combinación de, yo diría, una fase política difícil donde los líderes de la zona del euro están dándole nueva forma a lo que yo llamé el “compacto” fiscal y una situación en la que los bancos y países enfrentan serias limitaciones de financiación. Eso está ahora produciendo un ajuste del crédito y definitivamente elevó los riesgos a la baja para la economía de la eurozona. La acción proviene de dos frentes. En la cumbre de la Unión Europea la semana pasada se observó un primer paso hacia las normas fiscales que no sólo son más vinculantes sino que realmente tienen una naturaleza distinta. La segunda línea de acción viene en un grupo de decisiones importantes tomadas por el BCE la semana pasada. Bajamos 25 puntos básicos la principal tasa de interés. Anunciamos dos operaciones de refinanciación de largo plazo, que por primera vez durarán tres años. Redujimos a la mitad el ratio de reserva mínimo de 2% a 1%. Ampliamos las normas que habilitan las garantías. Finalmente, el consejo rector del BCE acordó que la entidad actúe como agente de la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera (FEEF).
–FT: Usted mencionó antes que todo habría sido mucho mejor si el Fondo de Estabilidad (FEEF) hubiera existido con anterioridad. ¿De qué tamaño de fondo estamos hablando?
–MD. Una primera observación es que la demora en lograr que sea operativa la FEEF incrementó los recursos necesarios para estabilizar los mercados. ¿Por qué? Porque todo lo que afecte la credibilidad tiene un efecto inmediato en los mercados. Un proceso rápido, creíble y robusto necesita menos recursos. Nuestra meta es estar listos para brindar las funciones de agencia en enero del año próximo, es decir en 15 días.
–FT: ¿Las operaciones de refinanciación a tres años incentivarán a los bancos a comprar bonos de la ‘periferia‘ de la eurozona?
–MD: No necesariamente. Por supuesto que los bancos también tienen dificultades de capital, y esas medidas no necesariamente los ayudan en ese sentido. El objetivo es suavizar las presiones que están sufriendo los bancos con respecto a la financiación. Ellos decidirán luego cuál es el mejor uso para esos fondos. Se aspira a que financien la economía real, en especial a más medianas y pequeñas empresas. Lo que estamos observando es que los bancos medianos y chicos son los que están teniendo las mayores dificultades de financiación y, en general, son los que brindan más financiación a las Pymes. Y las Pymes representan cerca del 70% del empleo en el sector corporativo de la eurozona.
–FT: ¿Es ésta entonces la versión europea del “quantitative easing”?
–MD: Cada jurisdicción no sólo tiene sus propias reglas sino que también su propio vocabulario. Nosotros las llamamos medidas no estándar. Definitivamente no tienen precedentes. Pero la dependencia del canal bancario recae de lleno en nuestro mandato, que apunta a la estabilidad de precios en el mediano plazo y se rige con la prohibición del financiamiento monetario (que el banco central financie a los bancos). Volviendo a lo que los bancos están haciendo con su dinero: no lo sabemos exactamente. Lo importante fue relajar las presiones de financiación. Los bancos decidirán en forma independiente lo que quieren hacer, dependiendo de cuál es la mejor combinación riesgo/retorno para sus negocios. Una de las cosas que podrían hacer es comprar bonos soberanos. Pero es sólo una. Y obviamente no es para nada un equivalente a la compra creciente de bonos por parte del BCE.
–FT: El punto central es que, al menos en 2011, el mundo ha cambiando: antes una posición de acciones era considerada más riesgosa que una de bonos soberanos. Y ahora ocurre a la inversa...
–MD: El gran cambio es que los activos que eran considerados absolutamente seguros ahora son vistos como potencialmente inseguros. Tenemos que preguntar qué se puede hacer para recuperar la confianza. Yo diría que hay al menos cuatro respuestas. La primera, está en las políticas económicas nacionales, porque esta crisis y esta pérdida de confianza comenzó cuando los presupuestos que quedaron totalmente fuera de control. La segunda es que tenemos que recuperar la disciplina fiscal en el área del euro y ésto es, en un sentido, lo que comenzó a hacer la cumbre de la UE con el diseño del compacto fiscal. Sin embargo, estamos en una situación donde los primas de esos riesgos sobrerreaccionaron. Cuando uno tiene esta volatilidad elevada sube el riesgo de contraparte. En el peor de los casos, uno tiene accidentes y aún cuando no los tiene, la actividad económica se reduce mucho porque la gente adquiere una excesiva aversión al riesgo. Por lo tanto, la tercera respuesta es contar con un ‘cortafuegos‘ que esté totalmente equipado y operativo. Y eso es lo que debe ofrecer la FEEF.
La cuarta respuesta es otra vez preguntarse: ¿por qué estamos en esta situación?. Parte de esto tuvo que ver con la disciplina fiscal, pero la otra con la falta de crecimiento. Los países deben hacer reformas estructurales significativas que reactiven el crecimiento.
–FT: Los programas de austeridad que impuso la Unión Europea son muy duros. ¿Usted cree que algunos países realmente se encuentran atrapados?
–MD: ¿Usted ve alguna otra alternativa?
–FT: ¿Podrían salir de la eurozona?
–MD: Como dije, eso no ayudaría. Abandonando la eurozona y devaluando la moneda se crea inflación alta, y al final de ese camino, el país tendría que aplicar las mismas reformas que tendría que haber hecho desde el principio, pero desde una posición mucho más débil.
–FT: Pero ¿quizás sería lo mejor para el resto de la eurozona?
–MD: Bueno, entonces habría una sustancial violación al tratado existente. Y cuando uno empieza con eso, nunca se sabe quién lo termina realmente.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping