Miércoles  02 de Enero de 2019

Dolarización de carteras en año electoral: un clásico que amenaza con repetirse

Pese a que las zonas de no intervención fijadas por el BCRA dan mayor previsión a la cotización del tipo de cambio, los comicios presidenciales y un riesgo país por las nubes vuelven a poner la posibilidad de devaluación en el centro de la escena. Las ventas de divisas que tendrá que hacer el Tesoro para financiar sus gastos y la cosecha prometen oferta. La demanda es una incógnita

Dolarización de carteras en año electoral: un clásico que amenaza con repetirse

Pronosticar que puede pasar en 2019 en materia cambiaria y monetaria parece tarea imposible en la Argentina, más si se tiene en cuenta que en el año que termina los números en materia de cotización del tipo de cambio e inflación duplicaron las estimaciones de hasta los más respetados analistas.

En 2018 el dólar fue sin dudas el gran protagonista: arrancó a $ 18 y llegó a tocar los $ 42 en septiembre. La imposibilidad de frenarlo, o el costo de hacerlo, dejó a dos presidentes del Banco Central (BCRA) en el camino como fueron Federico Sturzenegger y Luis Caputo. En noviembre debutó Guido Sandleris con un plan que incluyó una zona de no intervención para el tipo de cambio, en un intento por dar previsión al mercado. Contrario a los pronósticos de los analistas, la divisa amagó más con perforar el piso que superar el techo. A ellos sumó el congelamiento de la base monetaria como otro de sus caballitos de batalla.

El nuevo año seguirá con el esquema de bandas. Ante la caída en las expectativas de inflación, el Copom definió que los límites de la zona de no intervención durante el primer trimestre de 2019 se actualizarán diariamente a una tasa mensual del 2% y ya no del 3%.

Para el fin del tercer mes del año, la autoridad monetaria estima un billete dentro de una franja de $ 39,39 de piso y un techo de $ 50,97, lejos del $ 40,10 promedio que estima el presupuesto.

Consultados por El Cronista, economistas y analistas de mercado coincidieron en que el que comienza será un año de presión para el tipo de cambio debido a la contienda electoral que lo cruzará casi de punta a punta. "La dolarización de carteras estará a la orden del día ante las dudas sobre si el Gobierno logrará una reelección", subrayan casi al unísono.

"El año que viene es electoral, lo que suele generar una dolarización mayor carteras. El escenario base es que la incertidumbre va a volver a subir. Por un lado, sabemos que el Gobierno está pensando en concentrar las ventas de dólares necesarias para financiar el superávit primario en el período marzo-octubre. Ergo, en ese sentido, el Tesoro va a ser un oferente de divisas. Habrá que ver, además, sí terminamos redondeando una buena cosecha", analizó Gabriel Caamaño de Consultora Ledesma.

Consideró que si bien están las Letes como alternativa para contener la dolarización, "el Gobierno necesita renovar los vencimientos para no gastar dólares por ahí, aunque, en ese sentido, lo más prudente sería no permitir la suscripción en pesos y en todo caso armar algún instrumento dollar-linked". "Sigo creyendo que buena parte de la suerte de 2019 se define en el primer trimestre. De que tan bien logra asentarse o no el proceso de estabilización durante el mismo", analizó.

Federico Furiase director de Estudio Eco Go planteó que "el riesgo país que sube por la incertidumbre política de cara al año electoral, más el riesgo global en los mercados internacionales actúan como obstáculos para que el BCRA baje la tasa de interés sin tener tensión cambiaria".

"Me parece que el principal desafío de cara al año electoral es cuántos grados de libertad va a tener el Central para bajar la tasa de interés con el riesgo político pasando factura en el riesgo país y con peligro de dolarización de cartera por la incertidumbre que generan las elecciones", alertó.

Por otro lado, destacó la base monetaria va a crecer 14% a 15% entre puntas "lo que genera una inconsistencia nominal con salarios que crecerían 35%, lo que puede producir un problema desde el lado del margen de las empresas y el desempleo".

"La fórmula de la macroeconomía del año electoral es recomposición de salarios, dólar quieto y arranque del crédito por efecto multiplicador vía baja de encajes no remunerado. Ese es el círculo virtuoso que tendría que tener la macro para que el salario se recupere contra una inflación que difícilmente esté debajo del 30%, con aumento de salarios del 30 a 35% y tarifas del 50%. Para que el salario le gane a esa inflación el dólar se tiene que mover poco, es decir 20 o 25%. Para que el dólar se mueva poco el BCRA no va a tener espacio para bajar mucho de las tasas de interés con ruido político que presiona sobre riesgo país y expectativa de devaluación", advirtió.

Aconsejó entonces que el Central baje encajes no remunerados y esos pesos aceleren la baja de la tasa Leliq y los bancos empiecen a dinamizar el crédito sin incumplir el programa monetario.

El analista financiero Christian Buteler señaló "el costo de mantener el plan monetario es alto, no solo por la tasa que paga que es elevada sino también porque profundiza la recesión".

"Frente al tenor de la crisis cambiaria que sufrimos meses atrás tampoco tenía mucha alternativa. El BCRA perdió su credibilidad y está trabajando en su recuperación, más allá de lo dura o no de su política no parece haber lugar a no mantener el plan actual", señaló.

Remarcó que "la primer enseñanza que deja debería ser que el Ejecutivo no debe intervenir en la política monetaria del BCRA, otras son que los riesgos que implican alguna medida e instrumento no deben ser subestimados, que solamente con tasa no se arregla la inflación, lograr que la gente piense en pesos es algo que debe ser ganado y no se puede imponer, que la suba del dólar impacta en la inflación. La pregunta es si hemos aprendido la lección".

Respecto a si existen instrumentos que sirvan para evitar que el inversor vaya al dólar en año electoral, Gustavo Quintana de PR Cambios consideró que "lo imaginado hasta ahora no presenta innovaciones para moderar el impacto que puede tener en los precios del dólar una mayor propensión a dolarizar portafolios". "Probables intervenciones en el segmento de spot cuando el tipo de cambio alcance el nivel superior de la zona de no intervención, puntuales intervenciones en los mercado de futuros y algún instrumento que ofrezca ciertas características de ahorro en moneda extranjera pueden llegar a aliviar la tensión cambiaria", apuntó.

No hay comentarios. Se el primero en comentar
MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000057,750062,7500
DÓLAR BLUE0,000065,750066,7500
DÓLAR CDO C/LIQ1,1502-77,2222
EURO0,472065,527865,8346
REAL-0,234714,174614,2413
BITCOIN-1,20658.644,00008.649,6100
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000046,4375
C.MONEY PRIV 1RA 1D0,000056,2500
C.MONEY PRIV 1RA 7D0,000057,2500
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000047,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-6,2500150,00160,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,00002,302,30
DISC USD NY1,824375,3574,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-4,085032.340,7000
BOVESPA0,4900106.059,9500
DOW JONES-0,010027.783,5900
S&P 500 INDEX0,08373.094,0400
NASDAQ-0,04008.482,1010
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,1939330,9690331,6120
TRIGO CHICAGO-0,2947186,4743187,0255
MAIZ CHICAGO0,0000147,7303147,7303
SOJA ROSARIO0,0777257,7000257,5000
PETROLEO BRENT0,032162,390062,3700
PETROLEO WTI-0,385256,900057,1200
ORO0,31471.466,30001.461,7000