Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Dolarización de carteras: depósitos a la vista caen más de $ 12.500 millones

En enero, cayeron $ 7.220 millones las cuentas corrientes y $ 5.288 millones las cajas de ahorro. Plazos fijos subieron un tercio de lo que habían sumado en diciembre

"Dolarización de carteras". Con estas tres palabras explican en las mesas el porqué de la caída de los depósitos a la vista en $ 12.508 millones en enero. En cuentas corrientes hay $ 7.220 millones menos y en cajas de ahorro se fueron otros $ 5.288 millones.

Los plazos fijos sólo aumentaron $ 10.925 millones, contra $ 31.000 millones que habían trepado en diciembre, con lo cual hay $ 1.583 millones que potencialmente se podrían haber ido a la compra de divisas, ahora que se liberó el cepo y no hay que pedir más permiso a la AFIP para poder adquirir moneda extranjera.

Basta ver el total de depósitos del sector privado que informa el Banco Central, que de aumentar $ 35.000 millones en diciembre pasó a subir tan sólo $ 2.400 millones el mes pasado.

En tanto, en la primera semana de febrero, los préstamos del sector privado cayeron $ 2.525 millones. La baja más grande fue la de documentos, en $ 11.856 millones, que en enero ya habían descendido $ 6.288 millones, con lo cual suman una merma de $ 18.144 millones en lo que va del año. El otro indicador de créditos que muestra una baja es el de tarjetas, con $ 3.433 millones menos sólo en la primera semana de febrero.

También se desaceleró el crecimiento de depósitos en dólares del sector privado, que había ascendido a u$s 1745 millones en diciembre, mientras en enero apenas trepó u$s 528 millones. "Hay cuestiones fiscales: hacia fin de año para pagar menos impuestos, siempre conviene tener saldo en cuentas en dólares a la vista, por eso también ahora tenés caídas", explica Gustavo Perilli, de AMF Economía. Lo cierto es que, hacia fines del año pasado, los grandes bancos habían salido en forma muy agresiva a captar depósitos en moneda extranjera, pagando tasas de casi el 5% anual, con lo cual lograron puntos de market share, al captar nueva clientela y depositantes, pero con la economía recesiva actual, no tuvieron muchos lugares donde colocar esas divisas, que eran principalmente para prefinanciar exportaciones.

Ante este escenario, en varias entidades sacaron el cartel de las promociones y ahora sólo se puede colocar depósitos en dólares a un mínimo de 90 días, con menores tasas de las ofrecidas anteriormente.

En Uruguay, a modo de comparación, los bancos pagan sólo 0,25% anual a seis meses, ya que la economía está en la cuerda floja y las empresas no toman préstamos en dólares.

Fondeo muy caro

Visto desde el balance de un banco, la desaceleración de los depósitos a la vista implica un fondeo cada vez más caro: los plazos fijos a corto plazo son los únicos que suben y, por primera vez desde hace muchos años, ya componen el 52% del total de las colocaciones, un porcentaje sumamente alto
La caída de los depósitos genera una presión alcista en la tasa de interés, que en los bancos está en torno al 25 o 26%.

En un contexto donde el dólar se devaluó un 8% en enero, no está todo dicho hasta dónde irá el valor de la divisa. "Los bancos bajaron demasiado la tasa de interés, con lo cual no pueden seguir bajándola más. Los plazos fijos tienen una tendencia zigzagueante de tasa, pero con pendiente hacia arriba", señala Martín Polo, economista jefe de Analytica.

A su juicio, la tendencia declinante de los transaccionales no es un alerta, pero sí un llamado de atención de lo que está sucediendo en la coyuntura actual.