U$D

LUNES 27/05/2019

¿Dólar controlado? Pese a las medidas oficiales, creen que puede ganar la desconfianza

El dólar se recalienta semana a semana, y de hecho el Gobierno mostró una rápida reacción: si bien persiste el apretón a la base monetaria, el BCRA también garantizó un tasa mínima de Leliq y amplió la capacidad de los bancos para adquirir estas letras.

¿Dólar controlado? Pese a las medidas oficiales, creen que puede ganar la desconfianza

El dolar mayorista arranca la semana en $ 43,93, dado que el viernes sumó 52 centavos. En sintonía, el precio del billete abre en el borde de los $ 45, según el promedio calculado por el Banco Central (BCRA).

"La tendencia compradora instalada mantiene su fuerza y generó un avance del tipo de cambio mayorista que lo llevó a nuevos máximos históricos", describió Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio, respecto de la dinámica

El dólar se recalienta semana a semana, y de hecho el Gobierno mostró una rápida reacción: si bien persiste el apretón a la base monetaria, el BCRA también garantizó un tasa mínima de Leliq y amplió la capacidad de los bancos para adquirir estas letras.

Además desde el 15 de abril habrá u$s 60 millones diarios del Tesoro que serán volcados al mercado hasta fin de año ante la necesidad de hacerse de pesos para cubrir gastos y se espera una fuerte liquidación de divisas de parte del campo tras una cosecha récord.

Mirá también

Qué fondo y acciones recomiendan del nuevo índice de emergentes

Alejandro Bianchi, Gerente de Inversiones de invertir On Line, y el especialista Juan Manuel Carnevale sugirieron apostar por un ETF que sigue los papeles que cotizan en el nuevo índice. Además destacaron la de un banco y una enegética. Fue en el programa "Qué hacemos con los pesos" de Mariano Otálora.

Sin embargo en la City se preguntan si todo esto es suficiente para contener una escalada adicional del tipo de cambio. ¿Alcanza?

“La oferta alcanza pero sólo por ahora”

Gustavo Neffa, Director de Research for Traders 

“Por ahora la oferta de dólares alcanza, sí. El problema es que más adelante no va a alcanzar. Este año no hay motivo para que se justifique la locura que se vivió en el tipo de cambio. Lo que ocurrió es que hubo mucho armado de posiciones como cobertura.

Podemos hablar del tema político, pero en especial, sobre el tema económico: se sabe que la situación fiscal, aunque vaya mejorando, todavía está lejos, porque el pago de intereses es muy alto mientras no haya crecimiento.

La deuda, tarde o temprano, supera el 90% del PBI y ahí hay un problema estructural. Será el desafío para la próxima gestión”.

“La demanda será alta y poco pareja”

Leonardo Chialva, socio de Delphos Investment

“En teoría, la oferta de dólares alcanza, pero hay un cabo suelto: la crisis de confianza por la incertidumbre política. Entonces no se sabe la potencial demanda dolarizadora de la gente y empresas. Ese es el cabo suelto y lo peligroso de la estrategia política de Cambiemos de confrontar con Cristina Fernández.

Todo indica que la dolarización va a ser alta y poco uniforme, con elevada estacionalidad. Y la oferta está establecida en u$s 60 millones por día y el campo tiene un promedio diario. Esa divergencia entre flujo de demanda y oferta podría generar además de presión una muy elevada volatilidad cambiaria”.

“Hasta las candidaturas habrá presión”

Diego Martínez Burzaco, director de MB Inversiones

“Si la oferta de divisas alcanza o no depende de las expectativas de los ahorristas, individuos o empresas. Si ellos creen que el dólar puede salirse de control y que la situación empeorará, es posible que no alcance.

¿De qué dependen las expectativas? Básicamente de la confianza y hoy ese nivel está muy deprimido. La situación económica es mala y el factor político contribuye a generar más incertidumbre. Como primera fecha importante para determinar el impacto de la política sobre el dólar, tenemos el 22 de junio, cuando se conozcan las candidaturas. Hasta esa fecha, el dólar seguirá demandado”.

“La macro aún sigue en modo ajuste”

Federico Furiase, director de Consultora Eco Go

“Las medidas y el agro pueden ayudar a calmar la tensión cambiaria durante las próximas semanas, pero si el viento de frente contra emergentes vuelve a soplar, o bien si escala el riesgo político local y pasa factura en el riesgo país frente a la aceleración de la inflación y la suba del desempleo, no hay mucho que pueda hacer la política monetaria.

Con el riesgo en 750 puntos básicos, la macro sigue en modo ajuste por crisis de balance de pagos. Ese es un proceso que tiene su propia dinámica de ajuste externo, monetario y fiscal, con sus dilemas internos, y que además está amplificado por la incertidumbre política del año electoral”.

“Será clave una baja real de la inflación”

Martín Saud, senior trader en Balanz Capital

“Si bien vemos que el flujo del agro y el FMI representaría una inyección importante, hay tres factores trascendentales que deberán acompañar para mantener controlado al dólar. En primer lugar, la renovación de Letes en dólares deberá ser muy exitosa este año, o por lo menos hasta octubre.

También deberán acompañar los tenedores de los bonos AJ19 (vence a final de mes) y BONAR 24 (que cobran cupón en breve) reinvirtiendo ese capital en algún instrumento local. Por último, será clave que se comience a domar la inflación y se perciba una baja real en el corto/mediano plazo”.

“La demanda podría ser repentina”

Ailin do Pazo Glave, analista Asset Management de Criteria

“La oferta de divisas tendrá la particularidad de que vendrá dada en forma de goteo en el tiempo y esto es por la estacionalidad propia de la cosecha y por la necesidad de requerimiento de pesos para el presupuesto del Tesoro, con ventas diarias ya preestablecidas por el FMI.

Mientras tanto, los portafolios (en este caso la demanda de moneda extranjera) se mueven a su propio ritmo, por las preferencias de los particulares a la hora de asumir el riesgo cambiario.

Y claramente este proceso de dolarización podría darse de forma repentina sin la suficiente oferta disponible en ese momento”.

“El campo traerá calma por dos meses”

Miguel Zielonka, director asociado de Econviews

“Si estamos hablando de los próximos dos meses, la respuesta es sí, la oferta de dólares alcanzará para lograr cierta estabilización y esto es porque hoy el mercado cambiario está cerca del equilibrio cuando se toma en consideración tanto la balanza comercial como el atesoramiento y el turismo.

Sin embargo, a medida que nos acerquemos a las elecciones y la liquidación de exportaciones vaya mermando poco a poco en el tercer trimestre, entonces el mercado cambiario volverá a quedar a merced de la confianza o desconfianza que los inversores tengan en ese momento. Así que no hay dudas de que a a ser un año volátil”.

“El mercado ve un modelo inconsistente”

Álvaro Di Carlo, financial manager de Hit Cowork

“Los dólares que van a aportar el agro y el Fondo Monetario pueden atenuar levemente el movimiento del dólar y dejarlo estable por un tiempo más. El dólar se regirá por las expectativas de inflación, por un lado, y el riesgo político, por el otro.

Cuando el mercado observa que el Gobierno tiene una deuda insostenible, lleva la tasa de interés a un nivel absurdo y hay una inconsistencia del modelo se derrumban las perspectivas de revertir la tendencia, se genera una dolarización de carteras y un salto del dólar. Ese tipo de devaluaciones son ajustes que hace el mercado y que no se frenan con nada”.

“La tasa tiene sólo un alcance limitado”

Daniel Marx, director de la consultora Quantum

“En una situación de normalidad, todo esto alcanzaría, pero ante una corrida extrema, no. La tasa es una herramienta de alcance limitado, sirve dentro de determinado rango. Por ahora el dólar está contenido, tenso pero contenido. Debería llegar al 15 de abril sin sobresaltos, aunque también es cierto que con este mercado nunca se sabe.

La cosecha es lo que da más tranquilidad. Igual no creo que veamos una liquidación de todo lo que se produzca, van a ser cautelosos al inicio. Del campo se espera que entren más dólares de forma diaria, más que años anteriores, pero sobre todo más de lo que puede ofrecer el Gobierno”.

“Si el agro se corre, pueden hacer poco”

Lorenzo Sigaut Gravina, director de la consultora Ecolatina​​​​​​​

“El BCRA tiene acotadas herramientas para contener al dólar dentro de la zona de no intervención. Este año hay elecciones y las dos principales fuerzas políticas representan planteos económicos opuestos. Esto hace que la tradicional dolarización sea elevada.

Sin embargo, el problema no es sólo de montos: si hay dos o tres semanas de intensa dolarización, es probable que el dólar supere el techo de la zona de no intervención. En un contexto de aumento de la demanda de divisas, los exportadores van a posponer la liquidación y la licitación de u$s 60 millones diarios del Tesoro no va a evitar una suba significativa”.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping