Dólar: "El BCRA podría tener poder de fuego de u$s 7000 millones en bonos para contener la brecha"

El CEO de Analytica, Rodrigo Alvarez, propone que, tras el canje, el Central podría intervenir en los dólares bursátiles con bonos que tiene en su balance que no tienen liquidez

-Estamos entrando en la fase final del canje de deuda, y todavía estamos en medio de los efectos de la pandemia en la economía. ¿Es hora de empezar a corregir la política monetaria o debemos esperar?

-Es momento de comenzar a ajustar algunas clavijas. Hubo laxitud en la política monetaria respecto de los objetivos buscados. Por ejemplo, se supone que el aumento del M2 por encima de la base monetaria tenía por objetivo estimular el financiamiento, sin embargo, en términos prácticos, el crédito subió sólo un punto del PBI y los agregados 5 puntos, lo cual se ve en parte reflejado en la brecha cambiaria. La expansión de los agregados monetarios debería converger a la dinámica del crédito. Hay excedente por recortar.

-El BCRA y el ministro Guzmán dijeron que usarán las herramientas disponibles para absorber excesos de liquidez, para evitar un corrimiento del dólar y su consecuente salto inflacionario, tal vez con aumentos de la tasa de interés. ¿Hay otra salida?

"Las operaciones de mercado abierto con títulos en dólares por el BCRA son efectivas y necesarias"

-Luego del canje el BCRA podrá incorporar instrumentos de mercado por fuera de las reservas internacionales para intervenir en los dólares bursátiles -contado con liquidación y dólar MEP - ordenando la brecha que hoy limita la recuperación de la actividad y presiona sobre el tipo de cambio oficial. Concretamente, hoy cuenta en su balance con bonos del Tesoro que no cotizan en mercado y que son el resultado del canje de Letras Intransferibles que realizó la gestión anterior (VN 4.498 de AD22, VN 4.510 VN de AD25 y VN 4.690 de AD27). A partir del nuevo canje, estos títulos podrían cotizar en el mercado de valores contra pesos y contra dólares, como ocurre con los bonos actuales.

-¿Cuál sería el poder de fuego con esos instrumentos? ¿Se tranquilizaría el mercado?

-Luego del canje esos títulos podrían valer cerca de u$s 7.000 millones, lo que le otorga a la entidad monetaria un enorme poder de fuego. Vale recordar que en el dólar busátil se mueven u$s 30 millones diarios. Si se articula correctamente en el marco de cierto balizamiento lógico de la política fiscal y monetaria, puede ser un mazazo para los tipos de cambio paralelos. El efecto disuasorio se lograría con una oferta en bloque que frene la expectativa de devaluación.

"Tras el canje, podrían cotizar en el mercado contra pesos y dólares bonos que entregó el Tesoro a cambio de Letras Intransferibles"

-En la gestión de Diego Bossio en la ANSeS, con Axel Kiciloff como ministro, el organismo ya había sido muy activo en este tipo de operaciones. ¿Cuál sería hoy la diferencia?

-Al realizar vender títulos contra pesos, el BCRA puede utilizar estos instrumentos para esterilizar la base monetaria atacando tres objetivos al mismo tiempo: presionar a la baja los tipos de cambios paralelos, retirar pesos de circulación y no generar presión al alza en la tasa de interés. Las operaciones de mercado abierto con títulos en dólares por parte del BCRA no sólo son efectivas, sino necesarias para ordenar una economía cuyo nivel de brecha se explica mayoritariamente por desajustes en el mercado financiero. El tipo de cambio real se ubica en niveles históricamente altos con una economía mucho más pequeña.

-¿Y por qué el BCRA no las aplicó hasta el momento?

-Porque los títulos de deuda que hoy tiene el BCRA no tienen oferta pública o son muy ilíquidos. A partir del canje estas dos realidades cambian. El BCRA va a tener bonos con oferta pública y liquidez, y tendrá las manos sueltas para utilizar operaciones de mercado abierto en conjunto con otras herramientas.

-¿Cuánto ayudaría esa venta en el mercado para estabilizar el mercado cambiario en la salida de la crisis?

-El poder de fuego de corto plazo es muy grande. Pero las soluciones aisladas tienen un efecto temporal limitado. La herramienta tiene que incorporarse dentro de un marco general de consistencia fiscal y monetaria para cambiar las expectativas de manera más permanente. Éste es el verdadero desafío. De lo contratio se tratará de una nueva oportunidad desperdiciada.

-¿En ese sentido, qué otras políticas cree que faltan para tranquilizar al dólar?

-La intervención por mercado del BCRA debería se una herramienta que complemente un sendero de agregados monetarios en un marco de consolidación fiscal. Por ejemplo, una regla fiscal contingente a las fases de la cuarentena es no sólo fácilmente comunicable sino también altamente creíble. Septiembre es un mes clave para comenzar a anclar expectativas, no sólo por el canje sino fundamentalmente porque se presenta el Proyecto de Presupuesto que definirá qué tan consistente será la política fiscal. Hasta que la macro no se estabilice, todas las discusiones sectoriales y distributivas son de segundo orden. No hay crecimiento sostenido posible si la inflación no se ubica en 20/30% en los próximos 12 a 18 meses, en línea con los salarios, la tasa de interés y el tipo de cambio oficial.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios