Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Deutsche Bank se deshace de su participación en casinos de Las Vegas

El banco alemán acordó una multa de u$s 2500 millones con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos por manipular tasas. Con esta venta ayuda a tapar ese hueco

El Deutsche Bank se prepara para vender su participación en un grupo dedicado a juegos de azar en Las Vegas. La operación por alrededor de u$s 400 millones puede darle al banco el impulso necesario para salir adelante en tiempos difíciles, tras una multa millonaria que lo dejo en pésimas condiciones financieras.
En un comunicado distribuido la semana pasada Red Rock Resorts, operador de más de una docena de casinos en Nevada y California, reveló que el banco alemán planea vender todas sus acciones, equivalentes al 16,9% del capital social de la empresa.
La movida supone un alivio para los inversores del Deutsche Bank que acumulaban dudas respecto a la capacidad del banco para enfrentar pérdidas y golpes causados por problemas legales, entre los que se cuenta un acuerdo multimillonario con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.
Las acciones del banco más grande de Alemania abandonaron los mínimos alcanzados en septiembre pero todavía están 23% por debajo del nivel al que cerraron el año pasado.
La venta de toda su participación en Red Rock podría reportarle al Deutsche Bank un ingreso por hasta u$s 440 millones.
Según reporta el Financial Times, el chief financial officer del Deutsche, Marcus Schenk, dijo el jueves pasado que el banco espera obtener beneficios por su tenencia en Red Rock en el último trimestre de este año.
También agregó que aspira a completar la venta de Maher Terminals, una naviera basada en Nueva Jersey, a una fondo de infraestructura liderado por Macquarie.
"Desde un punto de vista de reducción de riesgo, esperamos que este trimestre no nos genere tantas cargas financieras como los últimos", dijo Schenk.
Las inversiones del banco alemán basado en Frankfurt en Red Rock no estuvieron libres de polémica, cuando la empresa alemana aumentó su participación luego de que en 2011 la firma de juegos de azar superara quiebra. Otro banco que le prestaba a la firma con operaciones en Las Vegas tomó acciones como pago por sus acreencias, pero las vendió en el año 2012.
El año pasado, un sindicato de mucamas, cocineros y bartenders urgió a los reguladores del juego de Nevada a revisar la propiedad de la empresa por parte de Deutsche. Station Casinos, como se llamaba la empresa en ese entonces, no podía tener entre sus propietarios a una empresa que estaba siendo investigada y penada con cerca de u$s 2500 millones por su participación en la manipulación de tasas de interés.
La aceptación de culpabilidad por parte de Deutsche la transformaba en un dueño poco conveniente, dijo el sindicato que representa a unos 60.000 trabajadores.
Los principales accionistas de Red Rock son Frank y Lorenzo Fertitta, los empresarios que hace poco se hicieron con u$s 4000 millones –2000 veces más de lo que pagaron en 2001– por la propiedad del Ultimate Fighting Championship (UFC).
La mayor parte de los casinos de Red Rock están orientados al mercado doméstico estadounidense de Las Vegas, más que al turismo receptivo. La empresa completó este mismo mes la compra del Palms Casino Resort, una de las principales propiedades hoteleras de la ciudad.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar