Después de la recesión económica viene la recuperación

Cuando el mercado está al alza, es fácil mantener las expectativas de crecimiento. Sin embargo, ¿qué hacer si el mercado está a la baja?

Los indicadores en las bolsas de valores se convierten en una forma de predecir el comportamiento macroeconómico. Pues bien, quien se precie de ser un inversionista versado sabe que «todo lo que sube tiene que bajar». No solo lo indica la lógica bursátil, sino que es parte del comportamiento propio de la economía a nivel mundial.

Cuando recientemente el Banco Central de la República Argentina publicó el resultado de un 45% menos en sus reservas brutas, más de un inversionista tuvo una parada cardiaca. Pero apresurarse es sencillamente un error. Sería poco racional pensar que los mercados siempre estarán a la baja, y mucho menos creer que en tiempos de recesión es momento de deshacerse de todos los títulos de valores con sello argentino.

Llamado a la calma. Esta es, tal vez, la mejor recomendación a seguir ante una información de esta naturaleza. Forma parte, además, de uno de los principios del inversionista exitoso. Es entonces momento de evaluar las opciones, hacer uso de la inteligencia emocional y pensar en el siguiente paso.

Probablemente, los expertos del mundo de las finanzas nos lancen consejos útiles para hacer frente a un mercado a la baja, tales como invertir en inmuebles. Sin embargo, es claro que no es la única salida para enfrentar el caso de un retroceso económico, porque, así como bajan los mercados, seguramente volverán a subir.

Es allí cuando entra a jugar el segundo precepto de un inversionista exitoso, que es prestar atención al entorno. El comportamiento de los índices bursátiles se mueve, de cierta forma, por las motivaciones de los implicados. Entre ellos se encuentran los bancos centrales de potencias como Australia que esperan recuperarse luego de una bajada en alguno de sus indicadores. Esto quiere decir que no en todo momento el mercado se mantendrá a la baja. De hecho, un retroceso puede ser el momento perfecto para pensar en el próximo movimiento, siempre que se apunte al futuro mediano.

Lo cierto es que cada caso requiere de un estudio detallado. No existen fórmulas establecidas cuando de recuperación se trata. Es esta la razón por la cual los inversionistas son agentes de tiempo completo en el estudio de los mercados. Aunque no para predecir el futuro, que no se puede (a ciencia cierta), sino para adelantarse a las evidencias que indican cuál será el mejor camino para tomar.

Mucha atención. Existe una infinidad de opciones de las cuales hacer uso en medio de un mercado en retroceso; una de ellas consiste en optar por lo seguro: inversiones estables a largo plazo.

Sin embargo, será la asesoría de un broker la que oriente mejor este tipo de decisiones. Es así como los inversionistas hacen uso de sus corredores de bolsa para poder gestionar de forma efectiva sus inversiones en mercados financieros. Eso sí, sin dejar de lado el reglamentario uso de los análisis de los que se dispone para este tipo de situaciones.

Tags relacionados

Más de Finanzas Mercados

Noticias del día