Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Desplazan de gerencias a ‘viudas’ de Vanoli y a La Cámpora

Los reemplazan por históricos de línea, con más años de trayectoria en el organismo. Soledad Castro deja la gerencia general de Mercados para pasar a otro organismo

Desplazan de gerencias a ‘viudas’ de Vanoli y a La Cámpora

"No se ha despedido a nadie, simplemente se les pidió que se corrieran de los puestos gerenciales a gente que recién había llegado, para poner en su lugar a aquellos que tienen más trayectoria en el organismo, porque tenemos la filosofía de respetar la carrera", explica una alta fuente de la Comisión Nacional de Valores.
En los pasillos ceneveísticos lo traducen con lenguaje claro y llano: "Están corriendo a todos aquellos que ingresaron y que ascendieron no por méritos técnicos, sino porque eran amigos del poder. Al que le quepa el sayo que se lo ponga".


Soledad Castro deja la gerencia general de Mercados para pasar a la UIF. En la CNV no soportan y no toleran que Castro se haya afiliado a La Cámpora, cosa que quiso cuando sacó la nueva Ley de Mercado de Capitales. "Si la comprás por lo que vale y la vendés por lo que dice que vale, te hacés millonario", dicen quienes no la quieren, porque la califican como una lobbista ‘trepadora’, al tener la habilidad de quedar siempre bien parada. Karina Bermúdez, una de las ‘viudas’ de Vanoli, no tiene más firma como gerenta de Emisoras, que era la gerencia más importante y sería transferida a un sector menos estratégico.


Su reemplazante sería Cristina Tonini, quien había sido gerente de Inspecciones e Investigaciones. Otro que deja su puesto, en este caso como gerente de Desarrollo y Protección al Inversor, es Matias Arévalo, quien desde octubre del 2014 figuraba como asesor de la presidencia de la CNV camporista. Es uno de los nuevos afiliados al sindicato de ATE, que nuclea a los trabajadores estatales, para tratar de que no lo echen.


A David Kary, puesto por Kicillof, lo habrían corrido de la gerencia general de Oferta Pública. Suena para reemplazarlo Silvia Martella, a quien muchos candidateaban como directora, ya que hace muchos años que está en el organismo y es cercana a Carlos Melconián (es la esposa de su socio, Rodolfo Santángelo). Todos estos años desde que dejó el directorio (2006) siguió siendo parte del staff de CNV y conoce el organismo. Quedó de una estructura colgada como ‘Staff de Directorio’, pero Vanoli la freezó, dándole tareas acotadas. A Luis Miguel Rueda Lopez le habrían ofrecido quedarse, pero no como gerente, ya que la gestión anterior le había creado la Unidad de Análisis Estratégico, con rango de gerencia.


Otra que se marchará es María Geandet, una militante de La Cámpora que tuvo un ascenso meteórico dentro del regulador: la temida subgerenta de Verificación de Operaciones Sospechosas supo ser la primera en poner el gancho a la hora de realizar inspecciones a agentes bursátiles. Fue nombrada subgerente por el directorio anterior hace menos de dos años, hasta pasar a ocupar la gerencia de Agentes y Mercados.


Un antiquísimo funcionario como Cipriano Rodriguez (el abogado de mayor antigüedad en la Comisión, al punto que no le faltará mucho para jubilarse) será el nuevo gerente general de Asuntos Jurídicos. A Adriana Colabella, ‘viuda de Vanoli‘, gerente de fondos comunes de inversión, la alaban por saber acomodarse, así que sugieren que ahora puede llegar a pasarse al macrismo. Quienes trabajaron bajo su órbita no la recuerdan, precisamente, por sus mejores tratos. "La mandarán a otro lado porque es planta permanente. Es mucho más fácil sacarse de encima a los contratados", confiesan.


Otro que tiene la virtud de acomodarse con el jefe de turno es el gerente de Administración, Augusto Vignau, funcional a todos los directorios, que había sido separado por Hecker pero ascendió con Vanoli. "Cacarea independencia, pero entiendo que ha sido una especie de doble agente", dicen quienes no lo quieren. Ahora tendrán que convivir con él, ya que asciende y será uno de los gerentes generales.


Por otra parte, el nuevo presidente de CNV, Marcos Ayerra, se presentó en forma protocolar con todos los mercados y fue muy abierto: "Lo que crean que está mal manden un trabajo para ver cómo se puede arreglar, y lo vamos a hacer".


En el ambiente se llevaron la impresión de un funcionario muy dispuesto a dialogar, con una predisposición totalmente permeable a solucionar los temas de la ley de mercado de capitales. Allí, los agentes bursátiles ven una pesada carga laboral para un negocio en achique.