Desde la huella digital al reconocimiento facial: el sistema financiero se acerca cada vez más a la tecnología biométrica

Aunque en el país la huella dactilar es la que más se utiliza, crece el reconocimiento facial y de voz. En el mundo, también "se lee" el iris, pero tiene menos aceptación entre los usuarios

Poco a poco el sector financiero local se familiariza con los beneficios de los sistemas de seguridad que proveen la tecnología biométrica. De hecho, estos mecanismo están más adaptados a la rutina diaria de lo que se cree. Abarcan desde el reconocimiento de las huellas, los rasgos faciales, la voz y hasta el iris.
Con mayor a menor aceptación en el mercado, tal como destacan en IBM, todos estas herramientas se basan en usar una característica intrínseca de una persona para que un sistema la identifique.
En el país es la huella digital la más utilizada y es la que probablemente, como lo hace ahora, capte todo el mercado. Sin embargo, el reconocimiento facial también se utiliza y el que lo hace por la voz está en pleno desarrollo.
Entre los bancos, hace dos años que Supervielle lleva la delantera. Por tecnología multiespectral, se logra una foto de una huella interna del dedo, lo que le permitió al banco recortar drásticamente los casos de fraude, además de facilitarle la operatoria bancaria a los jubilados.
"Identificar a los jubilados por medio de la huella hizo que se redujeran los costos operativos. Así, si se olvidan el documento o la clave, no tiene que volver a buscarlos. Solo con marcar el dedo pueden pedir datos de la cuenta, de la tarjeta de crédito, conocer la fecha de pago y hasta cobrar, porque se constata quien es el que se presenta en el banco", señaló Gustavo Bauso, CIO de Supervielle. En cuanto al fraude, explicó que desalienta la operatoria, ya que no solo enrolan a los jubilados, sino a apoderados y empleados. De esta manera, ya fueron enrolados 800.000 personas. El éxito de esta decisión hizo que planeen extender el sistema al resto de los clientes en 2015.
Por su parte, Mario Bolo, líder de tecnología e innovación de IBM Argentina, resaltó que el reconocimiento por huella "solo lee tejido vivo", lo que descarta la fantasía que promovió el cine de que se puede usar un dedo amputado para el fraude. Asimismo, recordó que ya es común el uso de este sistema para entrar a un departamento u oficina o identificarse en una laptop o celular. "Creo que hoy en día el sistema financiero es el que más está demandando esta herramienta", subrayó.
Incluso algunas empresas optan por usar dos métodos biométricos para identificar a sus clientes. Es el caso de Hausler, la primera empresa en el país dedicada exclusivamente al servicio de alquiler de cajas de seguridad. En línea con las políticas de seguridad utilizadas en en países del primer mundo, busca que "cada proceso tenga un doble o triple control para disminuir al máximo cualquier riesgo". Por eso es que incorporaron el reconocimiento de huella y rostro, independientemente del resto de los controles. Así es como, una vez que el cliente está registrado ya no necesita presentar ningún tipo de documento para poder ingresar aHausler.
Desde IBM explicaron que al tomar los datos faciales se detectan los ojos, la nariz, la boca y el color de piel, y que como los rostros nunca son simétricos, la distancia entre cada uno de esos elementos es lo que determina un número, que es casi imposible que represente a otra persona. "Un número que identifica a esa cara", resumió Bolo.
En lo que respecta al reconocimiento de voz, se distingue la onda sonora. En Supervielle quieren promover este mecanismo de manera interna, para el desbloqueo y la renovación de las claves. Es muy caro atender esas consultas, en cambio así, si el empleado necesita soluciar este problema, llama a un número, lo reconocen por la voz y le asignan una nueva clave, explicaron.
Por otro lado, en Hausler comentaron que había optado por el reconomiento del iris, pero desistieron. "En muchas partes del mundo dejaron el uso del iris ya que los clientes sentían una invasión y posibilidad de daño ocular, aunque según los estudios realizados no es así, pero el feedback del cliente no era satisfactorio. El reconocimiento de rostro es igual de exacto y no genera ninguna sensación negativa al cliente", indicaron.
También Santander Río está planificando la identificiación biométrica para la entrada a las cajas de seguridad. Desde agosto el banco realiza pruebas pilotos en dos sucursales, con el propósito de reforzar la seguridad y brindar esta alternativa que ofrece velocidad y confiabilidad. "Queremos incrementar aún más el nivel de seguridad, reforzar la correcta verificación de los datos de nuestros clientes, e implementar la última tecnología", dijeron en Santander Río.
De la misma manera, la estrategia de 2015 del Banco Hipotecario es trabajar en un proyecto de reconocimiento biométrico en canales de atención, que consiste en realizar las pruebas de performance mediante procesos de enrolamiento y autenticación. Sería mediante las huellas dactilares, con el fin de "sumar agilidad en la atención a clientes y mejorar el ambiente de control y gestión de riesgos".
Por si fuera poco, la huella también reemplaza el PIN al momento de pagar con tarjeta. La tarjeta presentada por Zwipe y MasterCard cuenta con un sistema de autenticación a través de la huella dactilar del titular. "Es la primera tarjeta que combina seguridad biométrica con la rapidez y comodidad de los pagos sin contacto", dijo Daniel Cohen, director en pagos emergentes para Latinoamérica y el Caribe, de MasterCard.
"En los próximos años, la utilización de dados biométricos en aplicaciones bancarias se multiplicará en varias partes del mundo", agregó. El especialista sostuvo que en la región hay mercados con distintos niveles de madurez, y que fueron los bancos brasileños los que se destacaron por apotar fuerte en el uso de la biometría.
Noticias del día