Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Desde junio todas las cuentas deberán tener un alias para hacer transferencias

Con el fin de simplificar las transferencias electrónicas, el Central informó que a partir de junio todos los CBU serán desplazados por un seudónimo. Si bien hoy el alias puede ser determinado por el cliente, en dos meses se le asignará uno por defecto a quienes no lo hayan elegido.

Desde junio todas las cuentas deberán tener un alias para hacer transferencias

A partir del 1 de junio todas las cuentas bancarias deberán llevar un alias, según anunció el Banco Central (BCRA), de manera que se asignará uno por defecto a quienes todavía no lo posean y a las cuentas nuevas.

El objetivo de la autoridad monetaria es facilitar las transferencias inmediatas, que ya no solo se efectúan por medio de los bancos sino también vía aplicaciones de celulares. Siendo la Clave Bancaria Uniforme –más conocido como CBU– una referencia de 22 dígitos, la implementación de un alias busca simplificar y fomentar la movilidad del dinero a través de los sistemas electrónicos.

Desde diciembre pasado que es posible elegir un seudónimo, de hecho más de 150.000 clientes bancarios ya identificaron sus cuentas con un alias. Por medio de la página web de cada banco, el usuario puede crear un alias para cada CBU, siempre que tenga una extensión de entre 6 y 20 caracteres; pueden ser letras, números y contener el signo punto y el guión medio.

En tanto, el organismo que preside Federico Sturzenegger destacó que el formato del alias por defecto "será una combinación al azar de tres palabras breves y de uso frecuente del idioma castellano, cuya ortografía no sea ambigua cuando se transmite de manera oral".

Para el Banco Central, esta decisión "permitirá al pagador de una transferencia solicitar directamente el alias a cualquier destinatario", al mismo tiempo que "hará más sencilla la vinculación de la cuenta bancaria a servicios de pago que hagan uso del débito inmediato en cuenta (DEBIN) que se pondrá en marcha este año".

Si bien el alias bancario permite identificar de manera más sencilla las cuenta, el Central puntualizó que antes de confirmar una transferencia, una pantalla indica el nombre real del destinatario para evitar errores.

A su vez, la entidad recordó que el alias es "portable", lo que significa que el usuario puede desvincular su alias de una de sus cuentas y vincularlo con otra cuando cambie de banco. De esa manera, el cliente no necesitará reconfigurar las aplicaciones que haya asociado a su alias ni comunicar a todos sus destinatarios una nueva identidad bancaria.

En definitiva, el seudónimo es único para cada cuenta, por lo que es irrepetible para todo el sistema financiero. Se puede usar cualquier combinación siempre y cuando no haya sido registrado por alguien con anterioridad. Además, una vez creado, el alias también se puede modificar.

Tal como detalló el BCRA, el sistema es administrado centralizadamente, para evitar duplicaciones y garantizar la seguridad de las operaciones por la cámara de compensación electrónica COELSA.

La medida se encuadra en el Sistema de Pagos, que está conformado por instrumentos, procedimientos y métodos de transferencias de fondos cuyo propósito es garantizar la circulación de dinero entre los participantes del sistema bancario, financiero y otros organismos participantes.