U$D

VIERNES 26/04/2019

Desde agosto, CNV tendrá su propio Gran Hermano para vigilar a los agentes

El sistema programado por Microsoft es como un pulpo: permite detectar información que se dispara como inusual para controlar a las sociedades de bolsa y proteger al inversor

Desde agosto, CNV tendrá su propio Gran Hermano para vigilar a los agentes

Con el fin de proteger al inversor, y que cada vez haya más cuentas comitentes en el mercado de capitales, la CNV tiene previsto lanzar en agosto una suerte de Gran Hermano: se trata de un sistema programado por Microsoft que permite meterse dentro del sistema del mismo agente y detectar cierta información que se dispara como inusual.

"Es una actualización de un sistema que ya está vigente desde 2009, el Stock Watch. Lo que se busca es mejorar esta herramienta tecnológica a modo de acompañar los desafíos de enforcement del organismo. En concreto, permitirá mejorar las posibilidades de detección de patrones de comportamiento que sean sospechosas (como churning, front running, mark up, entre otras) creando alarmas a medida y siguiendo los lineamientos utilizados en otros reguladores del mundo. Este es uno de puntos que estamos trabajando con Microsoft desde el año pasado, junto con la reestructuración de la autopista d ela información (AIF)", precisan fuentes de la CNV.

La inversión es de $ 26 millones por todo el proyecto de reconversión tecnológica, donde la AIF es lo más costoso.

El sistema es como un pulpo: fue diseñado hace más de un año y permite detectar cierta información que se dispara como inusual, como cuando hay un anuncio de ganancias de una cotizante y días previos hubo operaciones inusuales, por lo que pudo haber inside information.

En rigor, muchos países miembros de IOSCO ya usan este programa, que permite salir a buscar lo que el regulador necesita controlar, ya sea rotaciones en las carteras de clientes, en las cuentas administradas, operaciones inusuales, cuentas administradas o manejadas donde la sociedad de bolsa tiene manejo discrecional, que era algo que se iba a prohibir hacer, pero después no lo hicieron en la normativa del AAGI.

En definitiva, el sistema monitorea todo lo que pasa en el mercado: compras, ventas, precios, volúmenes, títulos, agentes, quién compra, quién vende, hasta inclusive puede meterse en las cuentas de los mismos clientes para descubrir churning, que son rotaciones innecesarias en las cuentas de clientes. Otro de los casos es el front running, que es cuando hay una orden relevante de una caja de profesionales, por ejemplo, donde la misma sociedad de bolsa compra antes parta hacer subir el precio y pone la orden del cliente después, y ahí vende. Esto lo puede hacer el asesor o los empleados, que se aprovechan de las órdenes de compra de los clientes para hacer subir los precios.

Otra trampa usual es el el mark up, donde compran a un precio en un mercado y lo venden más caro en otro, tema que fue descubierto con cajas previsionales, ya que los mismos títulos cotizan a diferentes precios en distintos mercados, como BYMA, MAE o Matba.

Otro tema al que estarán atento es cuando se ejecutan las órdenes con la cartera propia de la sociedad de bolsa, ya que si se compra con cartera propia se lo debieran anunciar al cliente, ya que despierta un posible conflicto de intereses, pues debiera chequear el precio con otras Alycs.