Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Depósitos en dólares del sector público se duplicaron en tres meses

Por las emisiones de deuda soberana y provincial del segundo semestre, las cuentas en moneda extranjera se dispararon. Es un fondeo que se usará para financiar el déficit

El fondeo internacional que logró el Gobierno en el segundo semestre del año hizo disparar a los depósitos en dólares del sector público, que se duplicaron desde fines de agosto. Ahora, la expectativa es que estas divisas que actualmente están en el sector financiero se utilicen para financiar el fuerte gasto estatal previsto para los últimos treinta días del año.

En total, los depósitos en dólares en el sistema financiero ascienden a u$s 27.071 millones, de los cuales $6.335 millones corresponden al sector público. Este stock contrasta con los u$s1405 millones que había a principios de año.

En lo que va de 2016, las emisiones argentinas totalizaron –entre deuda pública y privada– u$s 34.520 millones. Parte de ese dinero quedó en la banca pública.

"En octubre hubo un repunte de los depósitos en dólares del sector público porque el Gobierno llevó adelante varias colocaciones en pesos que tuvieron una fuerte suscripción de inversores extranjeros que compraron directamente en su moneda", explicó Lorenzo Sigaut Gravina, de Ecolatina.


En efecto, las cuentas en dólares del sector público "engordaron" u$s 6.114 millones en los 31 días de octubre, respecto de su cierre en septiembre.

"Desde su pico en octubre vemos que hubo un descenso, porque el Gobierno ya fue deshaciéndose en parte de esos dólares y los fue vendiendo ya sea en el Mercado Único de Cambios, como a través del Banco Central. De hecho, este financiamiento ha ayudado no sólo a hacer frente al crecimiento del déficit para el último trimestre del año, sino también a sortear las presiones cambiarias que surgieron luego de las elecciones en Estados Unidos", agregó. Amilcar Collante, economista de Cesur, coincidió en el análisis: "Paradójicamente, luego de años de restricciones cambiarias, al Gobierno ahora le sobran los dólares y lo que hacen falta son pesos para financiar el gasto", dijo.

"Es muy probable que eche mano de los u$s 6000 millones que hay hoy en la banca pública y que los vuelque al mercado de cambios, para convertirlos en pesos y así cubrir los baches de fin de año", agregó.

El mes pasado, las cuentas públicas registraron un déficit primario de $ 62.958,7 millones, con un incremento del 183% respecto de octubre de 2015.

"En los primeros nueve meses del año, el déficit primario ya fue de 2,8% del PBI. Es muy difícil que el Gobierno alcance la meta de 4,8% del PBI para 2016", dijo Sigaut Gravina. "Se consiguieron euros y dólares pero todos los gastos que el Gobierno tiene por delante se pagan en pesos: los aguinaldos, los bonos por fin de año", consignó el economista.

Además de los dólares de la deuda, el Gobierno cuenta con otra carta: los pesos que van a entrar del pago de la multa del blanqueo.

Este combo: "pesificación" de los depósitos y la penalidad del sinceramiento lograrían extender aún más el escenario de estabilidad cambiaria hasta 2017.