FUERON BAUTIZADAS COMO LELIQ Y SÓLO PODR N SER OPERADAS POR BANCOS

Debutan letras a siete días del BCRA para sintonía fina de la política monetaria

Sturzenegger, golpeado tras la relajación de la política monetaria, busca influir más sobre la liquidez de los bancos. Se van a colocar a 27,25%, igual que el pase pasivo

Desde hoy el Banco Central (BCRA) empezará a colocar letras a 7 días de plazo, bautizadas "Leliq", con las que buscará tener una sintonía más fina de la liquidez para el manejo de su política monetaria. El nuevo instrumento empezará a ser ofrecido inicialmente en el piso del corredor de pases, es decir a una tasa del 27,25%, aunque podría moverse en el futuro.

En bancos lo ven como una antesala a un posible acortamiento de plazos de la curva de Lebac con el objetivo de liberar el camino para el financiamiento del Tesoro a través de Letes en pesos. Y también como una nueva perilla en el tablero de control del titular de la autoridad monetaria, Federico Sturzenegger, debilitado desde que debió relajar la política monetaria a la fuerza.

A través de la comunicación A 6426 publicada con fecha de ayer la entidad que conduce Federico Sturzenegger dijo que "ha dispuesto, con vigencia a partir del día 11 de enero de 2018, la emisión y colocación de Letras denominadas en pesos con vencimiento a 7 días de plazo. En caso de no ser posible emitirla a 7 días por ser un día inhábil, se optará por modificar el vencimiento al día hábil siguiente". Las bautizó como "Letras de Liquidez del BCRA en pesos a 7 días de plazo (Leliq)".

Se trata de un instrumento parecido a la Lebac, pero a un plazo más corto y exclusivo para bancos. En las Lebac, que se emiten desde los 28 o 35 días de plazo, pueden invertir por igual entidades financieras, personas físicas y personas jurídicas de cualquier actividad.

Además, a diferencia de las Lebac que se emiten una sola vez al mes, estos instrumentos se ofrecerán en forma diaria, como los pases pasivos.

En muchos aspectos la Leliq se superpone con el pase pasivo a 7 días al punto de volverlo casi obsoleto. La ventaja, y a la vez principal diferencia, de la letra de liquidez respecto de los pases es que contará con un mercado secundario, bautizado como "Rueda LELI", en el que los bancos podrán revenderlas y comprarlas en cualquier momento. Esto las va a volver más atractivas.

Hoy la tasa de referencia de la política monetaria se fija en el centro del corredor de pases a 7 días. Eso quiere decir que no hay ningún instrumento del BCRA que pague esa tasa. Actualmente el corredor de pases a 7 días tiene piso en 27,25% y techo en 28,75%. El centro del corredor de 150 puntos básicos de ancho, 28%, es la tasa de referencia que fue ajustada a la baja 75 puntos básicos antes de ayer.

Pero si un banco quiere colocar su liquidez a la tasa de política monetaria no puede hacerlo, sólo puede hacerlo al 27,25% que paga el piso del corredor, el pase pasivo. El techo del corredor, el pase activo, es el precio que cobra el BCRA por dar liquidez a las entidades financieras.

"Pienso que es una forma de darle más profundidad a la tasa de 7 días dado que por las letras no pagamos Ingresos Brutos y por el pase pasivo sí", evaluaron en la mesa de un banco. "Pienso también que quizás sea la antesala de un acortamiento de plazos en las Lebac para dejarle la curva de pesos al Tesoro", añadieron.

En teoría, la Leliq le permitiría a la mesa de operaciones del BCRA tener una sintonía más fina de la liquidez de corto plazo, el lugar al que quedó confinada la política monetaria luego de la avanzada del jefe de Gabinete Marcos Peña que relajó las metas de inflación y forzó bajas de tasas. Aunque no sea esa hoy la intención, según evalúan operadores, eventualmente el BCRA podría subir la tasa de la Leliq por encima del piso del corredor de pases, restringiendo la liquidez para intensificar el sesgo contractivo de su política.

Tags relacionados
Noticias del día