De Mendiguren, el candidato de Alberto Fernández para presidir el BICE

En principio le habían ofrecido la presidencia del Banco Nación, pero este ladero de Sergio Massa pidió por por el sillón del BICE, que hoy ocupa Francisco Cabrera.

“Le ofrecieron la presidencia del Banco Nación, pero él pidió que le dieran la del BICE , dicen allegados al massista José Ignacio de Mendiguren.

Este abogado especializado en Derecho de la Empresa de la UBA y escribano comenzó su carrera en 1969 en Price Waterhouse & Co. como responsable del Departamento de Constitución y Asesoramiento de Sociedades, hasta que en 1976 fue el licenciatario de Nike Inc. 

Entre 1980 y 1999 fue presidente de Kickfrance, empresa de indumentaria, con cadena de comercialización propia con la marca Coniglio, con 60 locales propios y sucursales en Brasil, Uruguay, Paraguay y Estados Unidos, que vendió en su momento a Juan Navarro, del Exxel Group, en casi u$s 15 millones.

Entre 1999 y 2002 fue director del BNA, y entre 2002 y 2003 Ministro de la Producción de la Nación.

Fue Secretario General de la Unión Industrial Argentina (UIA), presidente y vice; y es actual diputado Nacional por la Provincia de Buenos Aires, vicepresidente del Bloque Frente Renovador y Presidente de la Comisión de Análisis y Seguimiento del Cumplimiento de las Normas Tributarias y Previsionales de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.

José Ignacio De Mendiguren

En una nota escrita en este diario, propuso un acuerdo de unidad en torno a tres puntos concretos:

  •  Convocar e institucionalizar un Consejo Económico y Social, que convoque a empresarios y trabajadores a acordar y diseñar una estrategia de desarrollo con metas concretas, basada en la producción, la innovación y el conocimiento.
  •  Orientar todas las políticas públicas a la producción para convertir al círculo vicioso en uno virtuoso donde la meta sea el crecimiento y no el ajuste.
  • Estructurar una agenda de relaciones exteriores, políticas y comerciales, en línea con esa agenda de desarrollo. La unidad tiene que estructurarse sobre una agenda como esta. Si se logra, las candidaturas serán anecdóticas. La crisis nos impone ser audaces en la propuesta, pero generosos en la construcción. No hay lugar ni tiempo para las dudas.
  • Tags relacionados