Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Dada la deuda del BCRA, dudan que el ritmo de emisión baje del 30% anual

Se prevé que salvo que crezca la demanda de dinero o caiga la emisión al fisco, el BCRA deberá mantener tasas de interés altas para cumplir con inflación del 25%

Dada la deuda del BCRA, dudan que el ritmo de emisión baje del 30% anual

El Banco Central (BCRA) acumula tal nivel de vencimientos de Lebac, que los economistas consultados dudan que pueda emitir muchos más títulos para bajar el ritmo de emisión monetaria por debajo del 30%, si emite pesos para financiar al fisco y comprar dólares este año. Sólo lo lograría si elevara aún más la tasa de interés al costo de enfriar más la actividad.

De hecho, el Central ya informó que cambió el foco hacia el uso de la tasa de interés en vez del alza de los agregados monetarios para bajar la inflación.

Porque se entiende que con ese nivel de crecimiento de la base monetaria no podrá cumplir con la meta de inflación del 20 al 25% que se impuso el gobierno, salvo que crezca la demanda de dinero o que el déficit fiscal se reduzca y encuentre financiamiento en el exterior.

"El BCRA necesita realizar una emisión importante para financiar al fisco, comprar dólares para reponer reservas, por la pérdida en los contratos de futuros y los abultados intereses de Lebac. Por el perfil de vencimientos de Lebac y la desaceleración del crédito, es difícil colocar todas las letras que se necesitan para que la base monetaria y las tasas de inflación tiendan a converger a la meta del 20 a 25%", explicó un economista que prefirió no ser mencionado.

Por reducir una emisión monetaria del 40% al 25%, el BCRA acumuló un stock de Lebac de $ 418 mil millones, más de la mitad a un mes de plazo, que implica vencimientos semanales de unos $ 55 mil millones.
Si el BCRA no puede colocar suficientes Lebac a esta tasa de interés, tendría que elevar el rendimiento de esos títulos para esterilizar, lo que haría caer aún más el crédito.

"Se puede reducir el ritmo de crecimiento de los agregados pero a costa de más recesión o tasas de interés más elevadas por más tiempo", dijo Lorenzo Sigaut Gravina, economista Jefe de Ecolatina. La consultora espera que este año la base monetaria crezca, en línea con la inflación, entre un 30 a 35%. "El dilema es si la base monetaria crece al 20 al 25%, se podrá reducir la inflación, porque la política monetaria actúa con un rezago de seis meses, mientras se generan condiciones de iliquidez y recesión", agregó.

Ambos economistas estiman que el BCRA tendrá que emitir pesos para financiar al fisco y terminará comprando divisas para recomponer reservas.

Para Maximiliano Castillo Carrillo, director de ACM, la baja de la inflación no dependerá sólo de la política monetaria. "Si se genera credibilidad, hay un aumento de la demanda de dinero y se cumple la reducción del déficit fiscal, no necesita una baja de los agregados monetarios importante".

Castillo Carrillo prevé una suba del IPC del 31 a 32%, que incluye el ajuste en los precios relativos. Y entiende que si la demanda de dinero no responde y la emisión para el fisco es mayor, el BCRA va a priorizar el control de la inflación. "Pagará el costo de la carga cuasifiscal y su efecto en el nivel de actividad", previó, incluso si necesitara subir un punto más la tasa, hoy en un 38% a 35 días.

Federico Muñoz, director de la consultora con su nombre, confió en que la inflación bajará al 28 al 29% anual: "El fisco le va a pedir muchos menos fondos al BCRA que el año pasado, la cancelación de los futuros ya está adentro y se liberarán más restricciones a la demanda de divisas. Los $ 240 mil millones de vencimientos mensuales de Lebac pueden complicar la política monetaria astringente. Pero creo que van a poder seguir absorbiendo la liquidez. Este nivel de tasas de interés es un techo y no creo que lo bajen de inmediato. Pasa factura en el nivel de actividad, pero es un costo que están dispuestos a pagar".