U$D

JUEVES 23/05/2019

Cuáles son las necesidades y fuentes de financiamiento del Gobierno tras la crisis

El cambio sustancial de las condiciones macroeconómicas tras la devaluación abren un nuevo escenario para el Ejecutivo.

Cuáles son las necesidades y fuentes de financiamiento del Gobierno tras la crisis

El cambio sustancial en las condiciones macroeconómicas materializado en las perspectivas negativas de crecimiento e inflación, así como en el desempeño de los mercados cambiario y de capitales, afectó significativamente el acceso del Gobierno a la refinanciación de su deuda. Esto supone evaluar minuciosamente la estructura de los títulos emitidos por el Gobierno, de manera tal de cuantificar el monto capaz de saldar las necesidades de financiamiento.

En un informe elaborado por los analistas de Delphos Investment señalan que bajo la evaluación de dos escenarios alternativos –diferenciados por la capacidad de la Administración Central de rollear la deuda vigente contra el sector privado-, el Gobierno deberá acudir a los mercados de crédito para recolectar un monto que oscila entre los 20.400 y los 25.200 millones de dólares. “Así, un retiro total de la línea de crédito habilitada por el FMI, no resulta suficiente para saldar los pagos de intereses y capital presupuestados. La turbulencia macroeconómica sufrida en lo acontecido del 2018 encuentra al gobierno actual como uno de sus principales causales”, se detalla en el informe de la consultora dirigida por Leonardo Chialva.

Sin dudas que los últimos eventos macroeconómicos generaron que el acceso al crédito para el Gobierno sea más dificultoso, y probablemente más costoso. Desde el primer día en la era Macri, el acceso al mercado de capitales como vía de financiamiento resulto fundamental básicamente para financiar los distintos déficits heredados y que, de alguna manera, el actual gobierno no supo reducir y/o atacar decididamente.

Sobre este punto, desde la consultora también coinciden en que, en este escenario, donde los mercados recelan de la capacidad gubernamental en términos de su poder correctivo del sendero macro, el acceso al financiamiento se ha vuelo una variable esencial para un problema no tenido en cuenta sólo pocos meses atrás: la sostenibilidad de la deuda.

Por otro lado, en el reporte de Delphos agregan que la preponderancia que tiene el sector público como agente que fondea las necesidades de la Administración Central representa el 55% de los vencimientos de capital esperados –sin considerar Letes ni Repos- hasta fines de 2019.

Aun así, también resaltan que “esto no opaca una fuerte necesidad de tenencia privada, que ronda el 35% de dicho monto. En términos de intereses, su distribución entre ambos tipos de tenedores resulta más pareja. En términos de las necesidades de financiamiento consideradas en el presupuesto de Hacienda, adquiere relevancia la posición privada materializada en los contratos repos con bancos privados. De manera tal, y consolidando estos saldos, los pagos de principal ascenderían a 4.900 y 10.500 millones de dólares en lo que resta de 2018 y 2019, respectivamente”

Sin embargo, este cálculo se deriva de un supuesto fuerte dada la coyuntura del mercado local: que el Gobierno será capaz de rollear en su totalidad los vencimientos de las Letras del Tesoro. “El monto de estos títulos, que alcanza un stock de u$s 18.000 millones, adquiere trascendencia lógica no sólo debido a su volumen sino también a la madurez tan corta de los mismos”, apuntan los analistas de Delphos.

Las medidas tomadas por el Gobierno en los últimos meses generó un cambio relativo en términos de la distribución de moneda en la deuda argentina. “En este sentido, se aprecia una elevada exposición soberana a fluctuaciones de corto plazo en el tipo de cambio ya que los títulos en moneda extranjera alcanzan el 72% de los vencimientos de capital privados y el 78% de las erogaciones de intereses en el horizonte de diciembre de 2019 sin considerar el monto de Letes”, se resalta en el informe de la consultora.

Si se asume un rolleo parcial de las Letras del Tesoro, es decir, bajo la suposición de que Hacienda podrá refinanciar en torno a un 80% de los vencimientos programados de estos títulos, adiciona un monto de u$s 4.700 millones a las necesidades de financiamiento esperadas durante la Administración actual, ascendiendo a un total de u$s 25.200 millones el monto que presumiblemente deberá captarse de los mercados de crédito bajo la forma de contratos de Repo y emisión de títulos públicos.

En un análisis similar, el equipo de Research de Quinquela Fondos resalta en un informe enviado a sus clientes que las necesidades totales para el año 2019 llegan a 32.300 millones de dólares, estando excluido de ese monto los vencimientos de Letes en USD (corto plazo) y los vencimientos intra Sector Público.

En cuanto a las fuentes que tiene prevista el equipo económico para financiarse, desde Quinquela mencionan que una de ellas serán los organismos internacionales, en donde se destacan los desembolsos del FMI por u$s 11.700 millones, más los créditos netos de cancelaciones ya acordados con otros organismos. En total se obtendrían u$s 13.000 millones netos. Otra de las fuentes serán por medio de otras líneas de crédito con entidades financieras de aproximadamente u$s 4.000 millones. En cuanto a las emisiones en el mercado internacional se espera que el Gobierno coloque u$s 3.000 millones. Por último, se espera también que se emitan bonos en el mercado local para cubrir el faltante de financiamiento. En este punto se necesitará obtener u$s 12.300 millones con vencimientos previstos para ese período de casi u$s 5.000 millones.

“De las fuentes previstas surge la necesidad de conseguir financiamiento nuevo por u$s 8.000 millones a obtener casi en su totalidad en el mercado doméstico. Adicionalmente se necesita renovar vencimientos por u$s 10.900 millones en bonos y u$s 14.800 millones en Letes de corto plazo”, afirman desde Quinquela Fondos.

A modo de conclusión, desde la compañía señalan que la necesidad total de colocaciones brutas en el mercado de capitales para el año próximo es de u$s 34.100 millones. “En definitiva, el Programa Financiero para el año próximo está claro, es cumplible, pero no está exento de desafíos. El principal, vinculado a la necesidad de renovar fuertemente vencimientos de títulos tanto de corto plazo como de largo plazo en el marco de un proceso electoral. Es por eso que todos los avances que se logren para renovar a plazos largos serán señales positivas de cara el cumplimiento del Programa Financiero”, cierran desde Quinquela Fondos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping