Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Crecen los depósitos privados en junio, pero todavía no se vuelcan a préstamos

El efecto Lebac se hizo sentir en las colocaciones en pesos del sector privado, con un incremento de 4,8% el mes pasado. Pero los créditos en moneda local no crecen

Crecen los depósitos privados en junio, pero todavía no se vuelcan a préstamos

El Banco Central (BCRA) recortó en en junio las tasas de interés locales desde 34,25% a 30,75% en lo que fue otro mes clave para disminuir en forma gradual el pico de 38% que alcanzaron en marzo y abril. A pesar de ello el stock de depósitos en pesos aceleró su crecimiento y los créditos todavía no muestran señales de repunte.


De acuerdo a un informe de Fundación Mediterránea, las colocaciones en pesos pasaron de crecer 1,1% en mayo a 4,8% en junio, motorizadas por los depósitos a plazo fijo que aceleraron su ritmo de 0,5% en mayo a 4,2% el mes pasado. Dentro de las colocaciones a la vista, las cuentas corrientes en pesos crecieron 3% en junio, mientras que las colocaciones en caja de ahorro aumentaron 8,3% en el período.


Todo esto se da en un contexto en el cual la tasa nominal anual de los depósitos a plazo minoristas pasó de un pico de 29,1% anual a mediados de mayo, hasta el 26,1% anual, según cálculos de la consultora. En el caso de la tasa por depósitos de más de un millón de pesos (Badlar), la curva descendente pasó del 31,2% anual a fines de mayo a ubicarse en 27,8% en junio.


"Hay un mayor crecimiento de los depósitos. Al bajar la tasa de las Lebac, la gente está depositando en los bancos, pero todavía no se pudo ver el incremento de los préstamos, esto lleva tiempo", dijo Guillermo Barbero, analista de First Financial Advisors.


Sin embargo, los créditos al sector privado continúan frenados, apenas compensados por la dinámica de las financiaciones en moneda extranjera. De acuerdo a Ieral, el total de los créditos al sector privado crecieron 2% en junio, siguiendo la tenue recuperación que había comenzado en abril y mayo, con un incremento de 2,5% y 1,8% respectivamente.


Pero la clasificación por monedas da cuenta de que mientras los préstamos en pesos tuvieron un desarrollo prácticamente nulo, de 0,6% en junio, los pautados en dólares se incrementaron un 13% en el mismo período. La expansión fue impulsada por las líneas destinadas a financiar tarjetas, créditos prendarios y documentos a sola firma en dólares.


"La absorción de la liquidez que llevó adelante el BCRA, junto con la aceleración de la inflación y la suba del tipo de cambio, elevó el costo del dinero. El alza de tasas de interés implica una carga superior a la hora de pedir un crédito, el cual se mantiene elevado a pesar de la marcada tendencia decreciente de las tasas de las Lebac en los últimos meses", apuntó un informe de Ecolatina.


Alejandro Banzas, economista jefe de Reporte Económico, sostuvo que el crédito al sector privado no crece en términos reales por la caída del nivel de actividad y a los escasos proyectos de inversión. Las empresas grandes se están fondeando con crédito en dólares siempre que revistan la condición de exportadoras y aquellas que orientan su actividad al mercado interno, pagan tasas levemente altas o utilizan sus excedentes de caja.


"Si bien el recorte de tasa resulta alentador y podría consolidar un repunte hacia el último trimestre del año creo que los sucesos en Europa y Brasil puede conspirar contra la recuperación. El Gobierno deberá estar atento a elegir el camino correcto entre tipo de cambio, tasa de interés y nivel de actividad, un trilema a resolver en el marco de una fuerte deuda social a causa del ajuste tarifario", dijo Banzas.