Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Crece menú de bonos pero Lebac mandan para los más conservadores

Analistas opinan que para aquellos clientes que prefieren asumir un riesgo moderado y suponiendo que el tipo de cambio seguirá tranquilo, todavía son la mejor opción. Con la baja de la inflación, la tasa real es aún mayor que la que se obtenía con tasas nominales más altas. Cómo armar la cartera

Crece menú de bonos pero Lebac mandan para los más conservadores

Las Lebac emitidas por el Banco Central (BCRA) ya no están solas. En las últimas semanas, el Gobierno realizó varias emisiones que ampliaron el menú de títulos públicos. Las colocaciones más sobresalientes fueron los Bonos del Tesoro en pesos a 7 y 10 años con renta fija, que se emitieron con una tasa de 16 y 15,5%, respectivamente. Sin embargo, también se colocaron Bonos ajustables por CER (es decir, por inflación) que rinden alrededor de 2,5%, y varias series de Letras del Tesoro (Letes) en Dólares que tienen un rendimiento aproximado del 3% en moneda dura.


Ante esto, los inversores menos sofisticados se preguntan lo obvio: ¿conviene o no seguir invirtiendo en Lebac? Especialistas consultados coincidieron en señalar que las Lebac a 35 días -incluso por encima de los plazos más largos del mismo instrumento- continúan siendo la mejor opción para aquellos clientes que prefieren asumir un riesgo moderado: "Para un inversor de a pie, y suponiendo que el tipo de cambio seguirá tranquilo, creo que la mejor opción siguen siendo las Lebac. Mi primera recomendación es seguir renovando las Lebac a 35 días, que todavía siguen siendo muy atractivas, y destinar un porcentaje de la cartera a plazos de hasta 91 días", dijo Juan Pablo Vera, jefe de operaciones de Tavelli y Cía.


"El rendimiento de las Lebac es muy atractivo porque, como ha bajado la inflación, la tasa real que obtiene el inversor es muy alta. Es aún mayor a la que se obtenía con las tasas nominales de Lebac más elevadas. El rendimiento actual le gana claramente a la inflación e, incluso, protege al inversor si hubiera una suba pequeña del tipo de cambio", afirmó Paula Premrou, CEO de Portfolio Personal.


Por su parte, Ezequiel Zambaglione, Jefe de Estrategia & Research de Puente, recomendó: "En un portafolio con riesgo moderado, nosotros aconsejamos invertir entre el 20 y el 35% en pesos, con Lebac a 35 días en el tramo corto y bonos ajustables por CER en el tramo más largo. El resto de la cartera, sugerimos mantenerla en dólares: nos gustan especialmente los Bonos Dollar Linked". Paula Premrou apostó más fuerte por los títulos en moneda local: "Para un portafolio conservador yo estaría mitad en pesos (con Lebac a 35 días) y con la otra mitad me posicionaría en títulos públicos dolarizados en el tramo medio de la curva (el Bonar 2024, por ejemplo) porque estamos viendo mucha volatilidad en los bonos largos".


Además de inclinarse por las Lebac de corto plazo, Juan Pablo Vera aconsejó: "Yo tendría un porcentaje de la cartera en bonos con CER: para el inversor local con un portafolio moderada, yo prefiero un Bogar 2018 por encima de un Boncer 2020 o 2021. Y si quiero tener algo más de tasa real, me pasaría a un Discount", manifestó.


Los inversores conservadores que prefieran invertir sus ahorros en moneda dura pueden encontrar una buena alternativa en las Letes en dólares. "Teniendo en cuenta que el tipo de cambio pareciera estar anestesiado en el corto y mediano plazo, la tasa del 3% que ofrecen las Letes es atractiva, ya que los bonos cortos rinden menos que eso", indicó Vera. "Las Letes en dólares tienen una tasa mayor a la del plazo fijo en dólares y generan una renta que, incluso, le gana a la inflación de los Estados Unidos, con lo cual mantienen el poder adquisitivo de los dólares", puntualizó Premrou.


Consultados sobre los bonos en pesos a tasa fija emitidos recientemente, los analistas señalaron que, si bien son atractivos, representan un mayor riesgo y, por lo tanto, no son recomendables para los más conservadores: "Son para inversores que confíen en el sendero de desinflación que se ha propuesto el Gobierno. Hay que ser cauteloso porque son instrumentos que van a tener mucha volatilidad: van a andar muy bien en un escenario de desinflación exitoso y no van a andar bien si el BCRA no cumple con las metas de inflación", explicó la CEO de Porfolio Personal.


Zambaglione, por su parte, advirtió: "Esos bonos están rindiendo alrededor de 15% pero la inflación que nosotros proyectamos para el año que viene es mayor. Por eso, hay que tener en cuenta que es posible que durante los primeros años de este bono el inversor puede llegar a perder en comparación con la inflación".