Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Crean organización para negociar la deuda portorriqueña

Los tenedores locales de deuda de Puerto Rico y sus corporaciones públicas crearon la organización "Bonistas del Patio" para lograr representación en las negociaciones que mantienen el Estado Libre Asociado, el Congreso de EE.UU. y fondos para atender la reestructuración de la deuda.
La portavoz de Bonistas del Patio, Sandra Rodríguez, señaló que tenedores individuales puertorriqueños cuentan con cerca del 20 % de total de la deuda del Estado Libre Asociado y sus corporaciones, lo que supone aproximadamente u$s 14.000 millones.
La naciente organización informó ayer que ante la confusión pública sobre el tema, los tenedores de deuda individuales necesitan dar a conocer la realidad con el objetivo de evitar que se penalice el fruto del trabajo de toda una vida de tantas personas.
Rodríguez recordó que los puertorriqueños tenedores de deuda a nivel individual son personas que han trabajado durante toda la vida e invertido sus ahorros en bonos del Estado Libre Asociado a los EE.UU.
"El futuro de Puerto Rico y nuestros ahorros prestados al Gobierno se están negociando en Puerto Rico y Washington, y los ‘bonistas’ individuales hemos estado ausentes en toda esa discusión", señaló en el comunicado el director ejecutivo de Bonistas del Patio, Jorge Irizarry.
Irizarry pidió resaltar la diferencia entre los tenedores de deuda individuales de Puerto Rico y los extranjeros, ya que los locales son personas que han dedicado sus vidas al desarrollo económico, la creación de empleos y a impulsar la economía de Puerto Rico.
Al mismo tiempo, destacó que el capital que los tenedores de deuda individuales le prestaron al Gobierno fue hecho en Puerto Rico y continuamente se reinvertía en la isla.
El país boricua acumula una deuda de unos u$s 72.000 millones a los que se suman otros u$s 44.000 de fondos de pensión.