Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

SBS FONDOS
DÓLAR
/
MERVAL

Consultan a la industria para regular los postergados fondos cerrados

Antes de que comience a regir la nueva reglamentación, actualizada por la Ley de Financiamiento Productivo, la industria de fondos comunes puede dar su opinión

Consultan a la industria para regular los postergados fondos cerrados

La Comisión Nacional de Valores (CNV) le pidió a la industria de Fondos Comunes de Inversión que haga su evaluación sobre la nueva reglamentación sobre FCI cerrados, que comenzará a regir en las próximas semanas.

Según informó el organismo que preside Marcos Ayerra en un comunicado: "La CNV pone a consulta pública el proyecto de reglamentación de los Fondos Comunes de Inversión Cerrados (FCIC) cuyo régimen fue actualizado por la Ley de Financiamiento Productivo, con el fin de potenciar este vehículo de captación de ahorro e inversión hacia el financiamiento de proyectos con alto impacto en la economía real".

La consulta a la industria estará vigente desde mañana y por los próximos quince días hábiles.

A diferencia de los Fondos Comunes Abiertos, en un FCI cerrado él número de cuotapartes es fijo. Estas no se pueden rescatar pero si pueden ser negociadas en el Mercado de Valores, o sea compralas o venderlas en el plazo que dure la vida de los proyectos en los que invierten. Y los inversores sólo pueden suscribir a ellas al inicio de la operación o ingresar más adelante pero mediante el mercado secundario de Valores.

Hasta ahora, la industria de FCI cerrados había quedado relegada porque sus instrumentos debían tributar dos veces al fisco: primero el fondo y luego los cuotapartistas. La Ley de Financiamiento Productivo, aprobada finalmente a principios del mes pasado, propone que estos instrumentos "no estén gravados por impuesto a las ganancias, sino que sean fiscalmente transparentes y sea el cuotapartista el que pague impuestos por las distribuciones que haga el fondo en función de cómo está gravado el activo subyacente en el que invirtió dicho fondo".

Según aclaró la CNV, estos fondos podrán invertir directa o indirectamente en activos dentro del país, "con excepción a los fondos destinados al financiamiento de proyectos de innovación tecnológica desarrollados por empresas constituidas en el país con proyección regional o internacional". Justamente estos proyectos suelen tener patas en distintos países.

Además de la cuestión impositiva, la nueva reglamentación incluye cambios sobre aspectos técnicos y burocráticos que hacen más ágil la creación de estos instrumentos. Por ejemplo, se revisa el contenido mínimo del Reglamento de Gestión y el Prospecto de Emisión.

La expectativa es que la reglamentación de esta nueva norma ponga en marcha una maquinaria que logre motorizar el ahorro privado hacia sectores de la economía que necesitan de inversión capital, como infraestructura, agro, real estate, energías renovables y desarrollos tecnológicos, entre otros.

La Ley de Sinceramiento Fiscal, impulsada al comienzo del Gobierno de Cambiemos, intentó fomentar el desarrollo los FCI cerrados. Sin embargo, cuestiones administrativas y regulatorias, dilataron su creación y a comienzos del año pasado, cuando venció el plazo impuesto por el blanqueo de capitales, sólo siete fondos fueron creados y lograron captar apenas u$s 300 millones de los casi u$s 117.000 millones blanqueados.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar