Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Consorcio de empresarios nacionales, en busca de quedarse con Deutsche Bank

Deutsche

Deutsche

"Cada vez que le mando un mail a alguien del Deutsche Bank, me rebota. Así me voy enterando de todos los que están dejando de trabajar ahí", advierte el director de una de las sociedades de bolsa top.

El gigante alemán está desarmando su negocio en el país y tiene cartel de venta. Un consorcio de empresarios nacionales está analizando sus números. Entre ellos, hay ex banqueros de la colectividad con ganas de volver al ruedo, asociados con dueños de sociedades de bolsa, también "de la cole". Quieren comprar una patente para poder operar como banco, con lo cual no se quedarían con la marca del Deutsche.

Aunque todo depende del precio. El balance del año pasado del banco dio un saldo de $ 1.200 millones.

"Si piden esa cifra, quizás resulte más barato hacer un banco de cero, o analizar la situación del Finansur, que Cristóbal López seguramente debería venderlo, en caso de que ya le haya pagado todo a los Sánchez Córdoba o, si todavía no les pagó, se lo quedarían ellos, ya que difícilmente pueda cumplir, con todas las deudas que ahora salieron a la luz", conjeturan en la City.

Un negocio patente

El negocio del Deutsche es la patente, aunque se verá también si el comprador tendrá al Deutsche como banco corresponsal o los alemanes les canalizarán sus negocios en la Argentina.

En nuestro país, el principal activo que tienen es la custodia de fondos, nicho donde sólo están ellos y el Banco de Valores, pues es un negocio complejo que a no muchos les interesa hacerlo, al igual que el fiduciario, donde son sólo cuatro o cinco lo hacen.

A su vez, participa en el negocio de fideicomisos y en el comercio exterior, en especial de empresas alemanas, que suelen elegir a un banco de ese país.

La mesa de trading opera con el gobierno argentino emitiendo bonos, aunque mucho se maneja desde Nueva York; por eso, en emisiones están lejos de ser un JPMorgan o un UBS. Además, les queda una acción del Merval, mientras el negocio de banca privada ya lo trasladó todo a Miami.

¿Va por la revancha?

En el sector financiero se comenta que Eduardo Eurnekián no se da por vencido e iría otra vez por un banco.

En 2006 compró en Armenia el Converse Bank, el tercer banco más importante de ese país.

En 2011 estuvo a punto de quedarse con el Banco Industrial, propiedad de la familia Meta, operación que se cayó luego de haber hecho el due dilligence. En diciembre del 2012 compró el Interfinanzas, junto a Guillermo Francos, quien iba a manejar el banco, pero el BCRA no aprobó la adquisición, por una orden política que bajó de la Casa Rosada, por un veto de La Cámpora. Iba a pagar u$s 15 millones y hasta había comprado la esquina de Honduras y Bonpland, donde estaba "El bar del gallego", para tener su sede ahí.