Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Condiciones financieras argentinas tuvieron su mejor registro en una década

Así lo asegura el índice elaborado por el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas junto a la consultora Econviews.

Condiciones financieras argentinas tuvieron su mejor registro en una década

Las condiciones financieras de la economía argentina registraron en enero pasado una “tenue  mejora”, que bastaron para alcanzar el mejor registro desde octubre de 2007.

Así lo indicó el Indice de Condiciones Financieras (ICF) elaborado por el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) junto con la consultora Econviews.

De acuerdo al informe, en enero pasado, el ICF se ubicó en 48,2 puntos, registrando un avance de apenas 0,8 puntos respecto de diciembre, explicado “por una tenue mejoría en las condiciones externas”.

En tanto, las condiciones locales “exhibieron un pequeño retroceso”, según el trabajo.

Con todo, las condiciones financieras se mantienen en “zona de confort” desde julio de 2016, es decir, por siete meses consecutivos.

“La economía argentina siempre creció cuando las condiciones financieras permanecieron en zona de confort durante un lapso prolongado. En este sentido, ya han comenzado a verse los primeros brotes verdes en la actividad económica, sobre todo a partir de octubre pasado”, resaltó el IAEF.

Además, puntualizó que las condiciones locales alcanzaron 33.1 puntos en enero, y resaltó que “si bien exhibieron un tenue retroceso mensual de 2.2 puntos, se mantienen en zona de confort, lo que viene sucediendo desde febrero de 2016”.

“Este pequeño deterioro mensual se explicó por un menor crecimiento de los depósitos en dólares, un aumento en la inflación dura mensual y una merma en la liquidez de corto plazo. Estos retrocesos fueron parcialmente compensados por una fuerte suba del índice Merval”, subrayó la entidad.

Y añadió: “Este tenue deterioro en las condiciones locales fue compensado por un leve repunte en las condiciones externas, que se mantuvieron por encima de los niveles previos al triunfo de Donald Trump y alcanzaron el mejor registro desde junio de 2015”.

En enero último, las condiciones externas alcanzaron 15,2 puntos, y mejoraron 3 puntos respecto de diciembre, “de la mano de una menor volatilidad en acciones emergentes y de los Estados Unidos y una merma del riesgo global”, evaluó el informe.

En este contexto, el reporte destacó que frente a enero de 2016, luego del levantamiento del “cepo”, la mitad de la mejora anual de las condiciones financieras “se explica por un avance en las condiciones externas, aún a pesar de los temores que disparó la elección de Trump”.