Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

Con ventas récord, el Central toma préstamos para sostener las reservas

El organismo debió desprenderse ayer de otros u$s 200 millones. Agosto marca un récord de ventas desde mayo de 2008, durante el conflicto con el campo. El Central confirmó a este diario que, en estos 10 días, debió pedir otros u$s 100 millones a organismos internacionales para impedir que sus reservas se hundieran por debajo de los u$s 50.000 millones

La Argentina podría perder, en sólo semanas, una posición que había logrado mantener intacta en la región durante las últimas dos décadas. La creciente compra de dólares que fueron mostrando los argentinos en el mercado cambiario, producto del nerviosismo pre y post-electoral, relegará al país del tercer al cuatro lugar de Latinoamérica por nivel de reservas. El escalón próximo a ser abandonado en el podio –debajo de Brasil y México– empezará a ser ocupado a partir de entonces por Perú, que en los últimos dos años lleva acumulados más de u$s 16.000 millones.
La historia se dará indefectiblemente a pesar de los esfuerzos que implementa por estas semanas Mercedes Marcó del Pont para evitar un desplome en las arcas del organismo. Ayer, la mayor presión del público obligó a la entidad a frenar al dólar mayorista en los $ 4,20 con una venta cercana a los u$s 200 millones (desde el BCRA aclararon que esa oferta de billetes se alcanzó con la ayuda de otras entidades oficiales, como la ANSeS).
“Fue un cierre caliente, en una jornada con un volumen de casi u$s 750 millones. El billete llegó a $ 4,20 (subió 2 centavos) pese a la fuerte presencia oficial en los futuros de octubre y noviembre, y de los casi u$s 200 millones que volcó en el contado para evitar una suba mayor”, comentó el analista Carlos Risso, de Zonabancos.com. “La fuerza de la demanda dejó un clima alcista para el inicio de septiembre”, continuó. Según datos de su misma consultora, el BCRA debió salir a vender u$s 390 millones en los últimos diez días en el mercado para apaciguar la dolarización. Pero, aún así, en ese tiempo el nivel de reservas sólo descendió en u$s 83 millones: de u$s 50.102 a u$s 50.009 millones.
Fuentes oficiales confirmaron ayer a El Cronista que la deuda del Banco Central con organismos internacionales ya se ubicó estos días entre los u$s 900 y los u$s 950 millones. El dato revela que la entidad debió pedir prestados unos u$s 100 millones desde que, el 18 de agosto pasado, salió a precisarlas públicamente en los u$s 850 millones: “Las líneas de bancos centrales que hemos utilizado representan sólo un 1,7% del total de las reservas. Cuando Mercedes Marcó del Pont llegó al Central, esa cifra estaba en el 8%”, habían comentado. Diez días después, la proporción ya roza el 2% del stock total de reservas.
Las ventas de dólares durante agosto (unos u$s 900 millones) ya igualaron el total del stock de deuda del Central con estos organismos y representan un récord de venta mensual de divisas desde mayo de 2008, cuando el Gobierno y el campo se enfrentaron por la resolución 125.
En la city circulaba ayer el rumor de que el financiamiento con el Banco de Basilea ya habría alcanzado, en realidad, los u$s 1.000 millones. “No puedo corroborarlo por otro lado, pero es lo que muchos comentan, por la idea que tiene el Central de no mostrar a las reservas por debajo de los u$s 50.000 millones”, confió un operador.
Desde el organismo oficial aclararon a El Cronista que existen otras formas de evitar la caída de reservas, además del financiamiento de los organismos. “A veces es la variación de monedas la que ayuda a que se mantengan en un nivel, a pesar de las ventas y otras veces los encajes, los efectivos mínimos de los bancos”, comentaron. Eso explicó, dijeron, que las fuertes ventas de ayer repercutieron en una caída de apenas u$s 16 millones en las reservas. “No hay un objetivo numérico en los u$s 50.000 millones. Puede bajar o volver a subir. Pero seguro no va a haber una volatilidad excesiva”, aclararon.