Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Con pocas operaciones, inversores vuelven a negociar seguros contra un default

Los CDS a cinco años, que es el plazo de referencia en el mercado, cerraron ayer en 426,5 puntos básicos. El interés estuvo centrado en vender protección

Con pocas operaciones, inversores vuelven a negociar seguros contra un default

Un mercado exótico de nicho que se especializa en las transferencias de riesgo de crédito volvió a operar esta semana los contratos de seguro contra un impago argentino –que en inglés se definen como los Credit Default Swaps (CDS)– por primera vez desde que el país entró en default en julio de 2014.

La reinserción de la Argentina en los mercados internacionales impulsó a los inversores a negociar de nuevo estos contratos derivados de crédito por los cuales un comprador realiza pagos a su vendedor hasta la fecha de vencimiento de un contrato, tal como lo hace un asegurado con una póliza de seguros.

A cambio, el vendedor se compromete a pagar la deuda de un tercero en caso que éste deje de cumplir con sus obligaciones. Las operaciones que comenzaron el miércoles tuvieron poco volumen, mientras que el interés de los inversores estuvo centrado en vender protección, según analistas consultados.

Los CDS a cinco años, que es el plazo de referencia en el mercado, cerraron ayer en 426,5 puntos básicos, unos 28,5 puntos menos que anteayer. Esto significa que un comprador debería pagar unos u$s 426.500 para asegurar bonos por un valor nominal de u$s 10 millones.

Cuando el gobierno anterior no pudo evitar el default en julio de 2014, luego de que cayera el acuerdo entre bancos argentinos y los holdouts, los CDS habían alcanzado los 2.773 puntos básicos. Un día después, se activaron los seguros contra default y los privados que los emitieron tuvieron que afrontar pagos por un total de u$s 1000 millones.

"En general los CDS tienen correlación elevada con los bonos. Hoy [por ayer] fueron el driver en la parte corta de la curva de los bonos. En realidad no hubo muchas operaciones, estos movimientos responden más a inversores haciendo evaluaciones de riesgo de la deuda argentina", explicó Jorge Piedrahita, titular de Torino Capital, con sede en Nueva York.

Si bien los CDS argentinos a cinco años antes del default eran solo comparables con los de Venezuela –que superaron los 5000 puntos básicos– dentro de la región, hoy su nivel está más cerca de Brasil (350 puntos básicos) ó Colombia (235 puntos básicos).