Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Con menos turbulencia externa, mejoraron las condiciones financieras

Acompañan al repunte de la actividad económica.

En febrero, el Índice de Condiciones Financieras (ICF) elaborado por el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) y la consultora Econviews superó los registros previos a la elección de Donald Trump y marcó el mejor registro desde octubre de 2007. Durante el segundo mes del año, el ICF mejoró 3,4 puntos con respecto a enero, y alcanzó los 49,9 puntos. Así, el índice se mantuvo en terreno positivo, donde se encuentra desde julio.

"La economía argentina siempre creció cuando las condiciones financieras permanecieron en zona de confort durante un lapso prolongado. En este sentido, ya han aparecido los primeros brotes verdes, en tanto la actividad económica entre octubre y enero ya registró cuatro meses consecutivos de expansión respecto al mes anterior", dijeron los creadores del índice en un comunicado.

El ICF resulta de la combinación de dos índices: uno que sigue a las condiciones financieras locales y otro, las externas. En febrero, las condiciones locales retrocedieron levemente con respecto al mes previo: cayeron 2,9 puntos y quedaron en 28,6. "Este pequeño deterioro se explicó por un recorte en la mejora que venía mostrando el riesgo legislación y una tenue baja en la liquidez de corto plazo. Estos retrocesos fueron parcialmente compensados por una menor inflación core y devaluación esperada", explicó el IAEF.

Las condiciones externas, por su parte, compensaron el repliegue de las locales ya que se mantuvieron por encima de los niveles previos al triunfo de Trump y alcanzaron el mejor registro desde mediados de 2014. En febrero, las condiciones externas mejoraron 6,3 puntos y alcanzaron los 21,3 puntos, de la mano de una menor volatilidad en monedas y acciones emergentes. Si bien el incremento pudo haber sido mayor (aunque no lo fue por la suba del riesgo europeo asociado al intenso calendario electoral), la mejora se fundamentó en la disminución de los rendimientos de los Bonos del Tesoro de Estados Unidos de más largo plazo.

Las condiciones financieras mostraron una mejora de 82,4 puntos en febrero, con respecto al registro de hace un año.

Dos tercios de ese progreso anual se explicaron por un avance de 56,3 puntos en las condiciones externas, a pesar de los temores que había despertado la victoria de Trump.

En el mismo período, las variables locales acumularon un alza de 26,1 puntos, de la mano de una menor inflación núcleo mensual, un aumento de la liquidez de corto plazo y de las acciones que componen el índice Merval y una reducción en la tasa Badlar.