Con menos retiro de dólares, las reservas bajan por pagos de deuda

Los pagos que realizó el Tesoro sostuvieron la salida de reservas, que superó los u$s 200 millones diarios en varias de las últimas jornadas. Se sumó a las ventas de divisas y las salidas de depósitos en dólares.

La caída de reservas promedió u$s 150 millones diarios en las últimas dos semanas, impulsada por las ventas de divisas, las salidas de depósitos y los pagos de deuda que el Tesoro realizó con los dólares del FMI que estaban depositados en cuentas en el Banco Central (BCRA ), tal como pudo confirmar El Cronista.

Entre el primer día de septiembre y el 1° de octubre, las arcas del BCRA perdieron u$s 5612 millones. Hasta el 27 de septiembre (último dato disponible), las ventas de divisas en el mes aportaban u$s 1118 millones a la caída de reservas. Los retiros de depósitos en dólares, aunque desaceleraron su ritmo y promedian u$s 100 millones de salidas diarias desde el 10 de septiembre y colaboraron con u$s 2604 millones a la baja de las reservas. Las operaciones con el Tesoro, que sumaban u$s 310 millones hasta el 27 del mes pasado, se incrementaron hasta u$s 1400 millones en las últimas jornadas.

Además de la compra de deuda del Tesoro, el BCRA podría usar los u$s 7500 millones del FMI que hasta ahora no tocaba para venderlos en el mercado y frenar el alza del tipo de cambio.

Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, se refirió al impacto de la novedad en el mercado cambiario. "Tiene un efecto contradictorio. Por un lado, desnuda la fragilidad del sector público nacional y da cuenta de que la situación es muy compleja. Eso podría alimentar las tensiones. Por otro lado, demuestra que hay una pared de u$s 7500 millones dispuesta a ser usada para contener al dólar. Claro que si se gasta aumentaría la probabilidad de default pero, también, no es fácil animarse a correr contra esa pared", consideró.

Para Fernando Baer, economista de Quantum Finanzas, la novedad no alcanzará para frenar el retiro de dólares de los bancos. "La salida de depósitos hoy tiene dinámica propia, más allá de la señal que pueda dar esta utilización de los dólares del FMI", dijo.

Otro costado de la noticia es la inyección de pesos: cuando se usan reservas para pagar deudas en pesos, se expande base monetaria. El BCRA ya había flexibilizado su meta de base monetaria a mediados del mes pasado, cuando convalidó un crecimiento de 2,5% mensual en septiembre y octubre para evitar una contracción excesiva.

No obstante, los pesos inyectados podrían presionar sobre el tipo de cambio. Al respecto, Gabriel Caamaño, de Consultora Ledesma, sostuvo: "Habrá que ver cuántos de los pesos que inyecte le vuelven como demanda de dólares al BCRA pero, dado el control de cambios, uno entiende que es menos que 1 a 1. Es una cantidad importante de pesos. Una parte va a tener que esterilizar seguro y otra parte, con el ajuste de la meta, no sería necesario".

"La demanda potencial de dólares hoy es acotada porque si esos pesos que se expanden le llegan a las empresas no se pueden ir al dólar. Podrían presionar la cotización del tipo de cambio paralelo pero eso no impactaría en la inflación o en la economía real", acordó Rajnerman.

Temas relacionados
Más noticias de BCRA

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés