Con la inflación por debajo de la meta Brasil volvió a recortar la tasa Selic

El Banco Central de Brasil (BCB) moderó ayer el ritmo del relajamiento monetario, pero señaló que probablemente recortaría las tasas a un mínimo récord el mes que viene con el objetivo de respaldar la incipiente recuperación económica que vive el país.

El comité monetario de nueve miembros, conocido como Copom, bajó la tasa de referencia Selic en 75 puntos básicos a un 7,50%, tras cuatro recortes consecutivos de 100 puntos básicos en las reuniones anteriores. La decisión había sido muy anticipada por economistas encuestados por la agencia Reuters, por lo que no sorprendió a los operadores.

La decisión deja la tasa básica muy cerca de su menor nivel histórico, de un 7,25% entre octubre de 2012 y abril de 2013.

Desde comienzos de año y ante la grave recesión que enfrentó el país, la autoridad monetaria aceleró el ritmo de la reducción de las tasas, y los analistas creen que la tendencia de recortes continuará este año hasta caer al 7% anual, nivel que, consideran, se mantendrá en 2018, coincidiendo con una ligera recuperación de la economía este año, que el gobierno sitúa en torno a una expansión de un 0,5%.

La entidad que conduce Ilan Goldfajn reiteró el lenguaje de sus anteriores reuniones, recomendando una reducción gradual en el ritmo de alivio hacia el futuro, lo que llevó a los analistas a estimar un recorte de 50 puntos básicos en diciembre. Eso llevaría a la tasa referencial Selic a un mínimo récord de 7%.

No quedó claro si la esperada reducción en diciembre sería la última en el actual ciclo, como proyecta la mayoría de los economistas. En el mismo relevamiento de la agencia Reuters, una considerable minoría de analistas consultados antes de la reunión estimaba que las tasas caerían hasta un 6,5% el año que viene.

Un año atrás, la tasa Selic de referencia estaba en 14,25%.

La economía brasileña ha regresado al crecimiento este año después de una profunda recesión en 2015 y 2016 que dejó una enorme capacidad ociosa. La inflación se desplomó desde los dos dígitos a menos del 3%, bastante por debajo de la meta del 4,5% que persigue el BCB, lo que explica la acelerada relajación de la política monetaria. La expectativa de crecimiento para 2018 es del 2%.

Más de Finanzas Mercados