Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Con la devaluación, la deuda de las provincias aumentó $ 40.000 millones

El stock de deuda provincial estimado hasta fines del año pasado asciende a $ 216.000 millones, de los cuales el 45% está nominada en dólares. La depreciación del tipo de cambio incrementó en un 20% el stock total. Sostienen que los subsoberanos podrían emitir hasta u$s 4000 millones este año

Las finanzas provinciales mantienen un alto grado de heterogeneidad, pero en términos generales, las cuentas cerraron el año pasado con un déficit fiscal cercano a los $23.000 millones, el cual requerirá que algunos subsoberanos mantengan o incrementen el mayor ritmo de emisión de deuda en dólares este año.
De acuerdo a datos de Cippec, el stock de deuda provincial estimada hasta fines del año pasado asciende a $ 216.000 millones, de los cuales el 45% está nominada en moneda extranjera. Esto implica que en un análisis estático -sin considerar otros efectos- la devaluación del peso de $9,8 a $13,95 generó un incremento de $40.000 millones en la deuda de las provincias, lo que representa un 20% del stock total, sostuvo Walter Agosto investigador principal área de política fiscal de Cippec.
"Cabe consignar que en materia de finanzas provinciales se observa un alto grado de heterogeneidad, que también se da en materia de deuda. Por un lado, existe un grupo mayoritario de 19 provincias que tienen entre el 50% y el 90% de su deuda con el gobierno nacional y por lo tanto, mayoritariamente en pesos, por lo que no están expuestas de manera importante a los movimientos cambiarios", aclaró Agosto.
Pese a la prórroga del Programa Federal de Desendeudamiento, que permite a las provincias posponer servicios de deuda con el Gobierno y los fondos de Aportes del Tesoro, se hizo necesario un mayor ritmo de emisión de deuda que en 2014 - el año pasado hubieron vencimientos importantes, sobre todo para la provincia de Buenos Aires y la Ciudad - y todo indica que este año la historia podría repetirse una vez más.
Ante la necesidad de las provincias de refinanciar su deuda para mejorar los vencimientos cortos y desarrollar la curva del sector público, junto a la financiación de proyectos de infraestructura, el mercado internacional vuelve a ser una opción, remarcó Marcos Wentzel, director del sector público de Puente.
Teniendo en cuenta como principal indicador la evolución del stock de deuda frente a los ingresos provinciales, que en 2004 era de 131% sobre ingresos, hoy esta relación es de 25%, dijo Wentzel. "Si bien en términos nominales la deuda de las provincias aumentó, disminuyó fuertemente sobre los ingresos hasta 2015", agregó.
En este sentido, al no existir una restricción legal para que las provincias emitan, tal como el default técnico que pesa sobre el soberano, éstas pueden financiarse a un dígito por plazos mayores a 5 años, señaló Wentzel, para quien los subsoberanos podrían colocar entre u$s 3000 y u$s 4000 millones este año.
"Lo cierto es que los subsoberanos, sobre todo las provincias medianas, ovbservan con mayor interés la alternativa de tomar deuda este año, teniendo en cuenta que el país retorne a los mercados voluntarios de crédito a tasas razonables y las restricciones severas del Tesoro para suministrar asistencia", dijo Agosto.
Según sus cálculos, el monto total de las emisiones durante 2015 rondó los $ 40.000 millones. Más de la mitad correspondió a la provincia de Buenos Aires, 25% a la Ciudad y un 10% a Neuquén, los tres subsoberanos que llevaron a cabo las mayores emisiones.
Asimismo, estas provincias tienen proporciones importantes de su deuda en dólares o vinculadas al tipo de cambio, además de Santa Fe y Córdoba. En el caso de la primera, el 99% de su deuda está en dólares pero Agosto aclara que en este caso no resulta un problema porque su nivel de endeudamiento es bajo.
En cambio, con mayores niveles se encuentran Buenos Aires, que tiene el 60% de su deuda en moneda extranjera, Córdoba (65%), Neuquén (69%) y la Ciudad (89%). En este sentido, ambos especialistas concuerdan en que probablemente serán estas jurisdicciones las que continúen tomando deuda este año, a las que podrían sumarse Mendoza, Chubut, Neuquen y Salta, que ya emitieron en el exterior e incluso tendrán que afrontar vencimientos de deuda este año y el que viene.