U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Con fuerte oferta por el bono dual, el Tesoro recaudó u$s 2100 millones

El Ministerio de Hacienda y Finanzas colocó u$s 1638 millones en el bono dual a febrero de 2020, que paga tasa de 2,35% mensual en pesos o de 4,5% en dólares según la evolución del tipo de cambio. Además, la cartera de Nicolás Dujovne licitó Letras del Tesoro en dólares a 210 y 378 días. 

Con fuerte oferta por el bono dual, el Tesoro recaudó u$s 2100 millones

El Tesoro recaudó u$s 2152 millones mediante la emisión de un título dual a 2020 y dos series de Letras del Tesoro (Letes) en dólares a 210 y 378 días. De ese total, u$s 1638 millones correspondieron al bono y u$s 514 millones a las letras. La colocación de estos instrumentos que se podían suscribir a un tipo de cambio mayorista de $ 27,5633 busca dar alternativas de inversión en dólares a minoristas e inversores institucionales sin ejercer presión sobre el mercado cambiario. El fuerte interés se tradujo en 7972 órdenes de compra.

El bono dual con vencimiento a febrero de 2020 fue el que más atractivo resultó para los inversores: tuvo ofertas por u$s 2144 millones y el Tesoro adjudicó u$s 1638 millones. Así, la cartera de Nicolás Dujovne logró emitir el título con una tasa de 2,35% mensual en pesos, que resultó menor a la que se licitó el 18 de junio, cuando se colocó al 2,4% un bono de características similares con vencimiento en 2019. "Están estirando la duración a 1,6 años (con respecto a una emisión dual realizada en junio) y buscan descomprimir la dolarización. Garantiza una tasa de carry de 4,5% anual, es decir, superior al 7% en dólares hasta el vencimiento", explicó Nery Persichini, gerente de inversiones de GMA Capital.

La particularidad de este título es que al vencimiento abona en pesos el máximo entre (1) el valor nominal emitido denominado en dólares al tipo de cambio inicial más los intereses de 2,35% mensuales capitalizados en pesos y (2) el valor nominal emitido denominado en dólares más sus intereses a una tasa nominal anual de 4,50% convertidos a moneda local. Así, es un instrumento en pesos que ofrece una salida en dólares si las variables financieras y cambiarias se deterioran.

Según los cálculos de Persichini, el tipo de cambio break even es $ 39,94: si al vencimiento del bono, en febrero de 2020, el dólar está por debajo de ese valor, los inversores percibirán la tasa en pesos, que se traduce en un 31,8% anual. En cambio, si el tipo de cambio supera esa marca, los tenedores del bono recibirán la tasa de 4,5% en dólares. Esto significa que el título incorpora una devaluación de 45%.

En comparación con el interés que despertó el bono dual, la emisión de Letes no tuvo una gran sobreoferta, aún cuando el Tesoro había garantizado tasas mínimas de 4% y 4,5% para los plazos de 210 y 378 días. El instrumento más corto recibió órdenes por u$s 257 millones, de los cuales se adjudicaron u$s 220 millones a una tasa nominal anual de 4%. Por su parte, la letra que vence el 26 de julio de 2019 tuvo ofertas por u$s 297 millones y se colocaron u$s 294 millones a una tasa 5,50%.

Mientras que la Lete más corta pagó la tasa mínima asegurada, el Tesoro convalidó un punto más de rendimiento sobre el piso fijado en la de mayor plazo. Así, emparejó a la licitación de la semana pasada (en la que se hizo el canje por Lebac). Con ese resultado, se presume que los minoristas prefirieron la letra que vence el 8 de febrero de 2019 por encima de la de 378 días, donde los inversores del tramo competitivo "pidieron" un premio mayor.

Las Letes licitadas ayer se liquidan el viernes, en coincidencia con un vencimiento de u$s 1200 millones pero la emisión no llegó a rollear ni la mitad de ese monto. De todos modos Hacienda no había aclarado previamente cuántos dólares buscaría en el mercado. "Se ha intentado cubrir el menor apetito que se puede percibir por las Letes por medio del dual", interpretó Manuel Terré, analista de Delphos Investment.

Pese a las altas tasas de interés que pagaron las Letes, el apetito inversor se concentró en el bono dual. Para Juan Salerno, gerente de inversiones de Compass Group, esto se relaciona con los precios del mercado secundario. "Todavía la curva de Letes es vendedora. A veces es más conveniente comprar en el secundario que entrar en la licitación primaria. Salvo en la Lete a un año, que a 5,5% está más acorde al mercado secundario, hoy se podían comprar Letes de emisiones anteriores a una tasa mayor del 4%", comentó.

Pese que se marcan precios en el mercado secundario, las Letes son un instrumento bastante ilíquido, a diferencia de un bono y el inversor tiene que sentirse tentado con la tasa para acceder a inmovilizar sus dólares por el plazo de esos instrumentos. "Quizá este rendimiento no premia la iliquidez", apuntó Persichini.

 

Más notas de tu interés

Comentarios1
Jacinto Chiclana Dos
Jacinto Chiclana Dos 12/07/2018 11:03:23

El "bono dual" anda a gas o a nafta...