U$D

JUEVES 13/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Con el mercado cerrado, una empresa local emitirá un bono para accionistas

La productora de energía Genneia oficializó ante sus inversiones una colocación privada de u$s 50 millones. Desde abril, ningún emisor argentino, ya sea empresa, provincia o el Estado Nacional sale al mercado

La generación de energía eólica, uno de los mayores negocios de Genneia

La generación de energía eólica, uno de los mayores negocios de Genneia

"Pasaron cosas". Mientras en en los primeros dos años de gestión de Mauricio Macri, las empresas locales habían tocado las puertas de los mercados internacionales, desde abril ninguna compañía argentina se anima a buscar fondeo en los mercados. 

El clima adverso de las condiciones financieras de Argentina congeló también las colocaciones de subsoberanos y hasta del propio Gobierno Nacional. 

Así las cosas, las firmas locales debieron buscar otras estrategias para financiar sus proyectos. Es el caso de la energética Genneia, que en enero de este año había conseguido ampliar en u$s 150 millones la colocación de un bono con una tasa menor al 6%, que anunció a sus inversores que emitirá un titulo en forma privada. 

Según detalló la compañía, el bono será suscripto por dos de sus principales accionistas: Argentum Investments I LLC y Fintech Energy LLC. Ambos poseen más del 70% del capital accionario de Genneia. 

Si bien aún no hay una fecha definida para la colocación, se anticipó que el cupón de este bono no podrá superar el 15% anual.

La semana pasada, Telecom concretó la colocación de un bono sindicado, que venía posponiendo desde abril. "Telecom prefirió emitir u$s 500 millones, de los u$s 1000 que necesitaba, para no convalidar cualquier tasa que le quiera cobrar el mercado", afirmó Sebastián Maril, de Research For Traders. 

Anteriormente, TGS fue la última compañía vista por los inversores como netamente argentina que logró financiarse en Wall Street. Lo hizo en los últimos días de abril, cuando el éxodo de los capitales internacionales de la Argentina ya empezaba a notarse fuertemente. Logró levantar u$s 500 millones, con una tasa de 6,75%. 

Sólo tres compañías habían logrado emitir antes de que comience la tormenta: Genneia, Aysa y MSU. De abril a ahora, el pipeline para las empresas locales quedó congelado. En total, este año se emitieron u$s 1750 millones en deuda corporativa. 

En el camino, quedaron las colocaciones de empresas como Impsa, Camussi y Banco Galicia, que si bien habían sido anunciadas a principios de año, no vieron la luz. 

La única noticia que se tuvo en la bolsa de Nueva York de una empresa de origen local fue de MercadoLibre, que emitió u$s 800 a fines de agosto. Sin embargo, la compañía fundada por Marcos Galperín no es vista por inversores internacionales como "riesgo argentino". 

Cuello de botella

En el horizonte, todavía hay nubes negras para las empresas argentinas. Post devaluación y en un escenario de recesión y alta inflación, el financiamiento externo seguirá cerrado. "No hay quien se anime a salir con este panorama. Pero, cuando todo se estabilice, por los menos las empresas con mejor calidad crediticia, como Telecom o YPF, deberán volver a endeudarse en el mercado", afirmó Maril. 

Es que muchas de las compañías que colocaron deuda en 2016 y 2017 deberán empezar a pagar sus obligaciones con sus tenedores de bonos. "No pueden volver a emitir deuda en los mercados sin pagar tasas demasiado altas, pero tampoco la macro local los va ayudar a financiarse. Por eso, se rumoreaba que había varios fondos de Wall Street interesados en comprar los paquetes accionarios de algunas empresas locales, los que les permitiría n ingreso de dólares", añadió. 

Comentarios1
Augusto Jorge Lozada
Augusto Jorge Lozada 11/10/2018 09:10:26

Este proyecto es muy rentable

Más notas de tu interés