Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Con aval de Macri, Sturzenegger mantuvo su ritmo para bajar la tasa

Bajó la tasa 50 puntos básicos por cuarta vez consecutiva. Mantuvo el rumbo a pesar de discusiones internas en el Gobierno. El BCRA señaló que mantiene el sesgo contractivo de su política con vista a la inflación 2017. La tasa de la letra a 35 días quedó en 27,75%.

Con aval de Macri, Sturzenegger mantuvo su ritmo para bajar la tasa

El Banco Central (BCRA) recortó ayer en 50 puntos básicos la tasa de la letra Lebac a 35 días, que quedó en 27,75%. Es la sexta baja consecutiva de esa tasa de referencia con la que la entidad que conduce Federico Sturzzenegger sostiene su política anti inflacionaria y la cuarta vez al hilo en la que el recorte es de medio punto porcentual, con lo cual disipó expectativas de una aceleración del alivio monetario.

En los últimos días el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, había alentado esas expectativas con declaraciones respecto a que la inflación ya está controlada. Ayer, antes de la decisión de tasas, Sturzenegger y sus colaboradores fueron recibidos por el presidente Mauricio Macri.

El comunicado de Política Monetaria que acompañó la licitación de ayer mencionó los resultados del relevamiento de expectativas de mercado (REM) que elabora la entidad y que mostró bajas en las previsiones de medio centenar de especialistas para el último trimestre del año, muy cerca del 1,5% mensual al que aspira el BCRA.

En los últimos días se conocieron indicadores de inflación privados como el de C&T Consultores que habla de una inflación del 0,3% en agosto o el de Elypsis que marca un 0,9% en el mismo mes, una baja significativa respecto del 2,4% y 1,89% del mes anterior, aunque explicado en parte por el fallo que frenó aumentos de gas.

"Los indicadores y las estimaciones de fuentes estatales y privadas que sigue el BCRA sugieren que el proceso de desinflación continuó en el mes de agosto, sin contar el efecto de la reversión en los incrementos de precios regulados", dijo el comunicado.

Lo más cercano a una referencia al apuro de Prat-Gay por una política monetaria más laxa fue una mención sobre las expectativas para el año que viene. "Considerando el rezago en los mecanismos de transmisión monetaria, el BCRA considera apropiado acentuar el foco de su política en las expectativas de inflación de mediano plazo, particularmente las del año 2017."

Las tasas de las Lebac se ubicaron en 27,75%, 26,9%, 26,28%, 26,06%, 25,76%, 25,28% y
25,07% para los plazos de 35, 63, 98, 119, 147, 203 y 252 días, respectivamente. Es una baja de alrededor de 50 puntos básicos para toda la curva.

El promedio de las respuestas de los encuestados para el REM de agosto dio una expectativa de tasa de Lebac a 35 días en 24,7% para fin de año. La licitación de ayer inyectó $ 6858 millones a la masa monetaria, que fueron contrarrestados por operaciones del BCRA en el mercado secundario de letras que ayudaron a reducir el circulante en $ 16.822 millones. El saldo de la semana es una contracción monetaria de $ 5852 millones. Desde su máximo de 38%, alcanzado por última vez en abril, las letras ya pierden 10,25 puntos porcentuales.

Antes de la colocación de letras de ayer Sturzenegger se reunió con Macri, en su primera actividad desde que llegó de la reunión del G-20 que se celebró en China. Por primera vez el banquero central se hizo acompañar por parte de su equipo. Fueron el vicepresidente de la entidad Lucas Llach, los directores Demian Reidel y Horacio Liendo, el gerente general Mariano Flores Vidal, el economista jefe Pablo Neumeyer y el jefe de la mesa de operaciones Agustín Collazo.