Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Citi advierte que una ampliación de capital de Deutsche Bank es "inevitable"

Estiman que necesita un mínimo de 1676 millones de euros que podrían llegar hasta los 6484 millones, lo que provocaría una dilución de hasta el 31% en los actuales accionistas.

Citi advierte que una ampliación de capital de Deutsche Bank es

Deutsche Bank tendrá que acudir al mercado para reforzar su solvencia. Así lo estiman los analistas de Citi, que en un reciente informe sobre el banco alemán, consideran que "una ampliación de capital será inevitable".

"Los responsables son contrarios a una ampliación teniendo al banco con cotizaciones de 0,4 de valor en libros, pero la única alternativa viable sería una inminente reducción de balance, que en nuestra opinión provocaría un perjuicio aún mayor a los ingresos", señalan desde el equipo de análisis de Citi.

Por si fuera poco, desde el banco estadounidense opinan que dicha ampliación de capital no debería esperar a que se resuelvan los distintos litigios abiertos en Deutsche Bank, porque a medida que el valor de la entidad alemana caiga en Bolsa, el efecto dilutivo para los actuales accionistas de una hipotética apelación a los mercados sería mayor.

Los analistas de Citi basan su idea de una ampliación inevitable en el déficit de capital que sufre Deutsche Bank. Según sus cálculos, las necesidades oscilarían entre un mínimo de 1676 millones de euros y podrían llegar hasta los 6484 millones, lo que provocaría una dilución de hasta el 31% en los actuales accionistas.

Litigios en el horizonte

Uno de los principales problemas que atraviesa el gigante alemán, tal y como refleja el informe de Citi, es el alto riesgo al que se enfrenta debido a sus múltiples frentes judiciales. Solo en costes por litigios perdidos, Deutsche Bank se arriesga a pagar 8800 millones de euros. Y eso asumiendo que la multa de u$s 14.000 millones impuesta por la justicia estadounidense se rebajará con negociaciones.

El final de año y comienzo de 2017 podría ser especialmente complicado para el banco, según el informe. Y es que se estiman unos costes por litigios de más de 2900 millones de euros durante los próximos meses, lo que podría acelerar esta apelación a los mercados.

El consenso de analistas espera una sanción por parte de Estados Unidos que oscilaría entre los 4000 y los 7000 millones de euros, "muy por debajo de la posición inicial del Departamento de Justicia".

Además, la entidad está siendo investigada por operaciones comerciales llevadas a cabo por clientes en Moscú y Londres, y que podrían conllevar una multa de unos 1000 millones de euros. Para todos estos frentes, a día de hoy, el mayor banco de Alemania atesora 5900 millones de euros en provisiones para cubrir estos posibles litigios en contra.

Son probables más ajustes de los anunciados

Para apaciguar a los mercados, hace unos meses el banco anunció, entre otras medidas, una reducción de sus activos en banca de inversión de unos 70.000 millones de euros, la desinversión de unos 19.000 millones en operaciones non core, y la venta de Postbank, que reduciría el balance del grupo hasta en 147.000 millones de euros.

Sin embargo, desde Citi creen que los planes de ajuste anunciados por Deutsche Bank no son suficientes para impulsar el modelo de negocio de la entidad, y anticipan que serán necesarias medidas adicionales ante la debilidad mostrada en sus ratios de capital y capacidad de generar beneficios.

Así, el informe se plantea varias operaciones adicionales que DB necesitaría para revertir su situación: una reestructuración aún mayor de su negocio de banca de inversión (deshaciéndose incluso de posiciones en Estados Unidos), la salida a Bolsa de parte del negocio de banca privada, más operaciones de sale & leaseback, y la venta de alguno de sus negocios de banca retail (Italia, España, Polonia, Bélgica, Portugal e India).

Al respecto de estas filiales de banca retail, desde Citi consideran que aunque son franquicias rentables y útiles para la captación de financiación, "no podemos considerarlas como core dentro de la estrategia del grupo", por lo que aconsejan valorar su venta.