Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"Celebro que haya más compañías argentinas que comiencen a animarse a cotizar en Bolsa"

Hace poco menos de dos años, una empresa de tecnología argentina desembarcaba en Nueva York y se convertía en la primera techie local, después de Mercado Libre, en realizar su oferta pública de acciones en el mercado internacional: Globant, firma que ofrece servicios de desarrollo para gigantes como Coca Cola, Linkedin o Google. Su CEO, Martín Migoya, analizó el rumbo que tomó la empresa desde que se volvió pública y las oportunidades en el mercado actual para que otras argentinas comiencen a cotizar en Bolsa.

–Cuando se realizó la OPI de Supervielle en Wall Street, muchos recordaron el caso de Globant como una salida a bolsa emblemática en 2014. ¿Cómo fue el proceso que llevó a la compañía a cotizar en NYSE?
–Comenzó hace muchos años, fundamentalmente a partir de que Mercado Libre hizo su salida a Bolsa, que se convirtió como en un role model que uno aspiraba a seguir. Partió de la concepción de que queremos ser los mejores haciendo lo que hacemos y para eso tenemos que buscar las mejores herramientas de financiación. Buscamos desde ese momento hacer una compañía más madura, más previsible y transparente. No vimos a la OPI como un fin, sino como un medio para desarrollar una compañía superior, con una forma de financiamiento mucho más eficiente.
Fue un proceso muy largo. Años con complicaciones en el medio, con abogados, bancos. Son procesos muy caros, que dependen sobre todo de la situación financiera de la compañía, que tiene que tener espalda para poder costearlos.

–En medio del conflicto con los fondos buitre, desde el punto de vista local no parecía, quizás, el mejor momento. ¿Cómo eligieron cuándo era más conveniente salir?
–Nunca va a ser el momento perfecto. En aquel entonces consideramos que era el adecuado para las OPI en el mercado americano y que había un buen contexto en el mercado puntual de nuestro negocio.

–Este año, hay varias compañías argentinas en danza para hacer su salida al mercado. ¿Cómo ve esta apertura de las empresas locales?
–Me encanta que haya más compañías que preparen su salida a Bolsa. Volverse una empresa pública implica manejar muchos estándares de calidad, muchísima disciplina y requiere un nivel de profesionalismo muy importante. Celebro que sean más las empresas argentinas que se sumen a esta metodología de trabajo.

–¿Qué perspectivas tiene Globant para este año?
–En el último quarter presentamos balance que indica un crecimiento anual del 34%. El año pasado finalizamos con una facturación de u$s 253 millones. Para este año calculamos un crecimiento del 22% con un average de u$s 312 millones.

–Hace poco presentaron un plan de inversión junto al presidente Macri. ¿En qué consiste?
–Junto con Macri anunciamos que Globant va a invertir en la Argentina $1200 millones para crear nuevas oficinas y delivery centers en todo el país, lo que va a generar 5000 nuevos puestos de trabajo en los próximos cinco años. Todo esto, atado obviamente al contexto de negocios que cree el Gobierno.

–¿Cómo cree que lo está haciendo el Gobierno?
–Pienso que tiene que dar una lucha muy grande contra la inflación. Pero soy optimista, me parece que vienen buenos tiempos para hacer negocios en la Argentina.