Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Cede el atractivo de vender dólares para apostar por las tasas de Lebac

El spread entre los rendimientos de moneda doméstica y las expectativas sobre devaluación cayó de 10 a 4 puntos debido a que el Banco Central hizo un fuerte recorte de la tasas a corto plazo y a que el mercado cree que el tipo de cambio se mantendrá debilitado en lo que resta de 2016. Así, se desalienta el carry trade

Cede el atractivo de vender dólares para apostar por las tasas de Lebac

Como consecuencia de la última rebaja de tasas realizada por el Banco Central (BCRA) y la caída de la expectativa de devaluación se volvió menos atractivo desprenderse de dólares para aprovechar la inversión en pesos. El spread entre los rendimiento en moneda doméstica y la previsiones sobre el futuro del dólar se achicaron notoriamente: a fines de abril las tasa de las Lebac se ubicaban en 38% y la expectativa de devaluación eran, en promedio, del 28%, una brecha del 10 puntos porcentuales, sin embargo hoy esa diferencia se ubica en poco más de 4 puntos, ya que la misma tasa vale 33,25% y un dólar a tres meses se pacta a 29% en Rofex.

El martes pasado la entidad monetaria dejó a la letra a 35 días en 33,25%, lo que representa una caída de 4,75 puntos porcentuales desde los máximos. Esta estrategia se sustenta en la desaceleración de la tasa de inflación subyacente, mientras que el objetivo del Central, además de evitar que la actividad se resienta, es reducir el rendimiento de las Lebac medido en dólares y así promover una menor oferta de divisas en el mercado cambiario.

Es que pese a la caída de la tasa de la Lebac en pesos, la moneda estadounidense se mantiene debilitada, en una época del año que se caracteriza por la fuerte entrada de agrodólares de la cosecha.

"Esto claramente apunta a desincentivar la oferta de dólares financieros de corto plazo, uno de los factores que ha venido presionando a la baja el tipo de cambio en los últimos meses", destaca el informe de económico semanal del Banco Ciudad. En sintonía, el último estudio de Quantum indica que la discusión actual se centra en decidir inversiones en pesos o eventualmente comenzar a rebalancear hacia dólares a la luz de los diferenciales de rendimientos entre ambas monedas.

"El spread se ha venido reduciendo y ello define estrategias diferentes para el corto y para el mediano plazo. Mientras que en el corto plazo no vemos movimientos que alteren esta situación producto del ingreso de capitales y la mejora del contexto internacional (soja y real en Brasil), en el mediano plazo luce difícil convalidar un tipo de cambio real apreciado por impacto sobre competitividad. El difícil de carteras debería comenzar a poner foco no solo en rendimientos esperados sino también en plazos", agrega desde Quantum.

Por su parte, en Elypsis explican que "en ausencia de controles cambiarios y de capitales, el costo de intervenir en el mercado cambiario sin efecto monetario (es decir, de la intervención esterilizada) es esencialmente la suma del diferencial de tasas entre pesos y dólares y la variación del tipo de cambio nominal".

El dólar mayorista no logró mantener la tendencia alcista de principios de la semana pasada y cerró el viernes a $ 13,80. Recién para la segunda mitad del año las presiones cederán, aunque esto tendrá que ver con el éxito del blanqueo. Según el análisis del Banco Ciudad, una vez entrado el segundo semestre, y habiendo quedado atrás la temporada alta de ingreso de divisas, comenzará a pesar en el balance entre la oferta y la demanda de dólares el alcance que logre el blanqueo de capitales, pero "si bien en términos fiscales el éxito vendrá dado por el nivel de adhesión que alcance la iniciativa, en cuanto a su efecto sobre la dinámica cambiaria habrá que tener en cuenta también la propensión de quienes vuelquen sus tenencias en activos denominados en moneda local, un elemento todavía incierto, que posiblemente no alcance a compensar el menor ingreso de dólares del campo, moderando la tendencia a la apreciación cambiaria".

En cambio, para Empiria hay "estimaciones conservadoras que apuntan a un incremento potencial en la oferta cambiaria con pisos entre los u$s 3000 millones y los u$s 5000 millones, como resultado de una operatoria por un monto total de entre u$s 20.000 millones y u$s 40.000 millones, aunque con una parte de las divisas que no afectan al mercado". No obstante, aclararon que el aumento de la oferta llevaría tiempo, "ya que tradicionalmente la adhesión a este tipo de mecanismos se hace bien avanzada la vigencia de la operatoria".