Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

‘Brotes verdes’ del crédito a fin de año anticipan recuperación en 2017

Tras ocho meses de caída en términos reales, el crédito en pesos se recuperó el último trimestre de la mano del financiamiento al consumo. Esperan que la tendencia se consolide en los próximos doce meses, con una menor inflación y tasas más bajas

‘Brotes verdes’ del crédito a fin de año anticipan recuperación en 2017

Luego de terminar un año magro en materia de colocación de créditos al sector privado, en los últimos meses de 2016 pudo observarse una recuperación de los préstamos en pesos en términos reales que habla de un cambio de tendencia y augura una recuperación este año.

En los primeros ocho meses del año pasado, de la mano de una política monetaria contractiva del Banco Central, los créditos en pesos al sector financiero sufrieron una estrepitosa caída en términos reales, pero a partir de septiembre lograron una lenta pero sostenida recuperación.

Ahora, con la mirada puesta en 2017, los analistas sostienen que la tendencia podría consolidarse.

"Aunque en la comparación anual el crédito en pesos cayó fuerte en términos reales: en términos agregados, terminó con un crecimiento nominal del 30%, por debajo de la inflación que fue del 40%; el año pasado puede dividirse en dos. Si bien durante el primer semestre de 2016 vimos una fuerte contracción, en los últimos tres meses del año, los créditos al sector privado fueron creciendo por arriba de la inflación mes a mes; que permite sentar las bases para que durante este año la expansión del nivel de financiamiento a las personas y las empresas desde el sector bancario continúe", expresó Lorenzo Zigaut Gravina, economista jefe de Ecolatina.

Respecto a si la recuperación de estas líneas ya son "brotes verdes" que hablen de una reactivación económica este año, Juan Pablo Ronderos, de Abeceb, fue cauteloso. "Llama la atención, ya que si bien la variable de los prestamos es un indicador que suele adelantar el comportamiento de la actividad, todavía esta recuperación no se ve reflejada en una mejora de la economía", dijo. "Vemos si, una recuperación, pero que va a trasladarse al nivel de actividad de una forma más lenta que lo habitual. De esta manera, se rompe un poco la lógica", añadió.

La promesa para el sistema financiero es la expansión de los créditos al consumo, especialmente los hipotecarios. En los bancos hubo en los últimos meses de 2017 una explosión de consultas y de trámites en proceso de preaprobación, fundamentalmente de los créditos que ajustan por inflación, impulsados por el BCRA el año pasado, a partir de que comenzaron a notarse indicios de una menor inflación.

Distintas fuentes bancarias confirmaron que sus planes de expansión para este año vienen de la mano de un mayor otorgamiento de créditos UVA.

Pese al optimismo del sector, para Ronderos "no vamos a ver un boom de hipotecas en 2017, especialmente porque las tasas van a mantenerse en niveles altos y no vemos que el Central pueda cumplir este año con su meta de inflación".

Desde enero a diciembre de 2016 los créditos en dólares, que financian a las actividades relacionadas con el sector exportador, tuvieron un fuerte despegue y aumentaron más de un 200%.

"Los préstamos en dólares están volando. Eso es una buena y mala noticia. Para los incentivos de la economía actual, el sistema está muy dolarizado. Las experiencias de dolarización de la economía en la Argentina nunca fueron satisfactorias", advirtió Ronderos.

Las empresas, que durante 2016 vieron frenado su financiamiento por el encarecimiento de las tasas, pueden encontrar una oportunidad en este año electoral, donde la mejora del nivel de actividad resulta clave en términos políticos.

Para Hernán Bernant, gerente de leasing de HSBC, la recuperación de este tipo financiamiento este año es un hecho. "El último trimestre del año pasado hubo una tendencia creciente en cuanto a demanda y consultas crediticias para proyectos de inversión que hoy ya se vienen concretando. Avizoro un 2017 de crecimiento en el campo crediticio, de una mayor demanda por parte de las empresas de todo tamaño, desde las PyMe, las medianas, las grandes y las corporativas", dijo y anticipó que las líneas con mayor despegue serán las de largo plazo.

"Hay un pipeline muy interesante para los próximos meses. En este sentido, creo que los dos sectores que más van a dinamizar la demanda de crédito van a ser el campo y las empresas constructoras relacionadas con la obra pública", dijo Bernant.