Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Brecha entre tasa esperada por el mercado y la de la Fed está en un máximo en 30 años

La Fed está 295 puntos básicos detrás de lo que el mercado estima como el nivel apropiado de la tasa. En otras palabras, la Fed está detrás de la curva y se muestra lenta

Brecha entre tasa esperada por el mercado y la de la Fed está en un máximo en 30 años

En diciembre de 2015 la Reserva Federal de EE.UU. (Fed) inició un proceso de suba de tasas luego de haber colocado el costo del dinero en mínimos históricos a partir del estallido de la crisis sub-prime en 2007. En los últimos años la economía ha mostrado síntomas de mejoras, lo que permitió al banco central llevar la tasa desde niveles de 0-0,25% en diciembre de 2015 al actual rango de 0,75-1%.

La próxima reunión de política monetaria de la Fed (FOMC) será a mediados de junio y la probabilidad de ver una nueva suba de tasas es del 100% según los futuros del mercado, mientras que hay quienes pronostican hasta cuatro aumentos este año.

De hecho, hoy la Fed se encuentra 295 puntos básicos detrás de lo que entiende el mercado que debería ser el nivel apropiado de la tasa de interés de referencia. En otras palabras, la Fed está detrás de la curva y se muestra demasiado lenta (en comparación con lo que espera el mercado) a la hora de subir las tasas.

Esta conclusión se observa a partir de la brecha que muestra el nivel actual de tasas de interés y la tasa propuesta por la regla de Taylor (Taylor Rule) que determina el nivel ideal de tasas de interés en base al nivel de empleo, inflación y demás factores macroeconómicos. En este sentido, tanto los datos macro de los últimos meses como las expectativas del mercado se encuentran generando presión alcista para la suba de tasas en las próximas reuniones. Sin embargo, la Fed ha hecho caso omiso de esas presiones, manteniendo su cautela. Tal es así que la brecha entre lo que el mercado entiende que es un nivel apropiado para las tasas y las reales es la más alta en más de 30 años.

Si bien Yellen ha elevado el costo del dinero, sabe que debe evitar que las tasas se mantengan en niveles bajos por mucho tiempo ya que eso podría generar las condiciones para próximas burbujas en algún mercado. De hecho, ya varios miembros de la Fed han sugerido que las valuaciones de las acciones se encuentran caras. De todos modos, una aceleración de la suba de tasas podría generar serios problemas a los emergentes al incentivar un flujo de capitales hacia EE.UU.