Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Brasileños retiran de los bancos récord de u$s 3100 millones en enero

Durante el primer mes del año los retiros bancarios sumaron unos 161.590 millones de reales, mientras que ingresaron 149.560 millones de reales. El saldo negativo nunca había sido tan elevado a lo largo de un mes desde que el Banco Central comenzó a divulgar estos datos en 1995

Las tasas de interés más altas del mundo están en Brasil y explican en gran medida por qué los brasileños alcanzaron un nuevo récord en enero al retirar más de 12.030 millones de reales - unos u$s 3.091 millones -, superando los dépositos, según consignó el Banco Central de Brasil (BCB).
Durante el primer mes del año, los brasileños retiraron unos 161.590 millones de reales - u$s 41.524 millones - e ingresaron un total de 149.560 millones de reales - u$s 38.433 millones. El saldo negativo nunca había sido tan elevado a lo largo de un mes desde que la entidad monetaria comenzó a divulgar estos datos en 1995.
Es que la tasa referencial de interés, la Selic, que actualmente se encuentra en 14,25%, convirtió al ahorro en una opción menos atractiva para los inversores en comparación con otros fondos de inversión. El año pasado los bancos pagaron un 8,07% de intereses por los recursos que los brasileños depositaron en sus cuentas de ahorro, mientras que el interés promedio de los fondos de inversión llegó a cerca del 12% anual.
Los 648.640 millones de reales - u$s 166.685 millones - que estaban depositados en las cuentas de ahorro del país generaron durante el mes pasado intereses por un valor de 4080 millones de reales, es decir, u$s 1048 millones. Pero en una una economía con alta inflación, aumento del desempleo y un crecimiento más lento de los salarios, también obliga a los brasileños a sacar dinero de sus ahorros para financiar los gastos comunes.
Durante el año pasado, los retiros de las cuentas de ahorro de los brasileños superaron los depósitos en 53.567 millones de reales - u$s 13.391 millones -, un dato récord para un año.

El BCB, más moderado

En un cambio frente a las señales de que estaba preparado para aumentar los costos del crédito, el BCB mantuvo la tasa de interés en niveles estables el 21 de enero. En esta ocasión, primaron las presiones para evitar mayores daños a una economía envuelta en su peor recesión en décadas, una postura que podría mantenerse en los próximos meses.
Según un informe del Bank of America, el BCB adoptó una posición más moderada después de que el FMI redujo las perspectivas de crecimiento del PBI de Brasil para 2016 y 2017. Hasta ese momento, la entidad había ejercido una línea más dura, con la decisión de un incremento de 50 puntos básicos en la reunión de política monetaria de noviembre.
"Hay mucha incertidumbre
sobre los próximos pasos de política monetaria, pero a medida que la actividad económica se deteriora, el riesgo de una suba menor a 100 puntos básicos también se incrementa", sostuvo el banco.