U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Brasil y tasa a 10 años: los dos factores que marcarán el pulso del mercado

Impacto en el mercado del resultado electoral en Brasil, el rally de la tasa americana a 10 años y segunda semana del nuevo esquema monetario, entre los temas destacados que sigue de cerca los operadores de la city.

Brasil y tasa a 10 años: los dos factores que marcarán el pulso del mercado

Luego de la primera semana el nuevo plan monetario, el dólar tuvo jornadas de mayor tranquilidad, alejándose de los máximos vistos semanas atrás y acomodándose en niveles de $ 38. Los bonos retomaron el ajuste mas que nada contagiados por el de los bonos globales generados por el rally de la tasa americana. En ese sentido, las acciones en Wall Street y en resto de los mercados se vieron contagiados. El mercado local sigue de cerca las próximas jornadas del dólar y de la evolución de la tasa de interés. Si bien se habla de carry trade, esperando que el dólar se mantenga estable, operadores de la city no ven el regreso de dicha estrategia y consideran a la baja del dólar como oportunidad para dolarizar carteras. El impacto del resultado electoral en Brasil será otro factor a monitorear.

El plano internacional fue uno de los detonantes del ajuste del mercado local en la última semana y habrá que seguir monitoreándolo los próximos días. El mercado está atento a las reacciones que tendrá el dólar y las acciones en Brasil, luego del aplastante triunfo de Bolsonaro. Además, la atención seguirá centrada en la evolución de los índices internacionales y su correlato con la tasa americana que, en la última semana, supo escalar a niveles de 3,25% y dicho rally genero un ajuste en las acciones en Wall Street.

En ese sentido, Norberto Sosa, Director de Invertir en Bolsa señaló que, entre otros aspectos económicos y políticos, uno de los temas más relevantes de esta semana que se inicia es que comienzan los grandes nombres en el “earnings season” de Estados Unidos. “No hay que olvidarse que el aumento del S&P este año está sustentado básicamente por las extraordinarias ganancias que vienen superando las expectativas. En el primer trimestre, las ganancias de las 500 empresas que forman parte del S&P superaron en 26,6% las registradas en igual período del año anterior. En el segundo trimestre 24,9% y para el tercer trimestre se estima 21,5%. Sin incluir al sector energético, la ganancia promedio sería del 18,5%. El próximo viernes se concentran los anuncios de resultados de Citi, JPMorgan y Wells Fargo”, sostuvo Sosa.

Yendo al plano local, Jorge Viñas, Head Porfolio Manager de AdCap Asset Management indicó que resulta alentador que el BCRA haya logrado estabilizar el tipo de cambio en niveles de $ 38  ya que sin recuperar la estabilidad cambiaria no hay posibilidad de anclar expectativas inflacionarias y empezar a controlar la inflacion.

Ahora bien, mirando hacia adelante, Viñas destacó que aún persisten riesgos significativos para la sustentabilidad del nuevo régimen, derivados del hecho de que la estabilidad cambiaria se está logrando al costo de tasas de interés demasiado altas, lo que ha provocado una nueva suba del riesgo soberano e impactado negativamente en las acciones argentinas. “En primer lugar, la profundización de la recesión afecta la recaudación tributaria y compromete el cumplimiento de la meta de equilibrio fiscal primario, pilar principal del nuevo acuerdo con el FM", indicó.

Para Viñas, el aumento del desempleo por la recesión y la erosión del poder adquisitivo que provoca una inflación persistentemente elevada es otro factor de riesgo. “Estos pueden llevar a un mayor descrédito del Gobierno, lo que aumenta la incertidumbre de cara a las elecciones de 2019. Finalmente, las tasas superiores al 70% anual capitalizable semanalmente que está pagando el BCRA por las Leliq, implican un aumento exponencial del déficit cuasi-fiscal, que alimenta expectativas de que tarde o temprano el Banco Central deberá monetizar”.

El Head Porfolio Manager de AdCap Asset Management describió a la situación actual como un equilibrio inestable. “Cualquier shock interno o externo puede alterar rápidamente, lo que nos lleva a mantener una postura cautelosa de cara al posicionamiento de las carteras”, advirtió.

Con una visión similar, los analistas de Delphos Investment señalaron que aunque las señales de la semana pasada fueron fuertes, el mercado local no logra torcer la historia: se mantiene frágil a shocks externos y muy volátil. “El único activo que logró tener una buena performance semanal fue la moneda, logrando una apreciación de 9%, mientras bonos y acciones cerraron una semana teñidos de rojo. En la renta variable, notamos que aquellos papeles con potencial recorrido al alza por fundamentos estarían exhibiendo una menor volatilidad que la del sector financiero. Esto resulta de suma importancia a la hora de administrar exposición al riesgo. Mientras bancos exacerban los movimientos, Pampa, Loma Negra, TGS o YPF, tras ajustar expectativas, se mueven en la misma dirección, pero con menor magnitud”.

Mirandi hacia adelante, desde la consultora entienden que, primero deberá venir la calma de la moneda, luego la de los activos de renta fija y variable, y recién allí podremos comenzar a evidenciar un cambio de tendencia. Hasta entonces, el mercado lateralizará. “Creemos que, durante la lateralización, los flujos continuarán impactando con mayor magnitud en los bancos, pero un cambio de tendencia tendrá un impacto favorable en general priorizando los fundamentos”, aseguró.

Un trader de un banco local cree que aun hay espacio para continuar con la apreciación del peso. “Aun vemos una continuidad en el ajuste actual que nos podría llevar a niveles de 36-34 pesos en la próxima semana. Seguimos viendo que el riesgo esta en realidad, a que el dólar vaya a la banda inferior de fluctuación. Además, el hecho de que la tasa tenga su propia volatilidad, deberemos ver cuál será finalmente el nivel que se acomode y desde donde pueda iniciar el descenso”, aseguró.

La misma fuente ve a niveles de tasas por encima del 70% hasta mediados de noviembre y recién desde allí, con el tipo de cambio habiendo logrado estabilidad por dos meses, podría iniciar el sendero bajista.

“El año que viene el dólar debería caer junto con la tasa. Existen fundamentos para pensar que el dólar debería ir para abajo y dichos argumentos se verán fortalecidos de acá a fin de año y con el inicio del año que viene. Aun así, no veo al mercado volviendo fuertemente al Carry trade. Por otro lado, los activos para hacer carry se han visto reducidos y con menor liquidez con lo cual, ni el volumen es tan alto ni la tasa en los activos existentes es tan bueno para compensar el riesgo de suba de tipo de cambio nuevamente”, sostuvo el experimentado operador de bonos y dólar de un banco local.

Finalmente, en cuanto a nivel regional y el resultado electoral en Brasil, el operador destacó que el mercado esperaba que gane Bolsonaro. “El triunfo de Boslonaro que lo deposita en segunda rueda como principal candidato implica riesgos, pero también implica que el populismo se aleja de la región. Deberemos verlo como algo positivo. Aun así, la apreciación del real nos quita competitividad y la volatilidad en el dólar de Brasil serán factores que el BCRA seguramente esta vigilando, del mismo modo que el mercado”, subrayó.

En su informe semana, Nery Persichini Gerente de inversiones de GMA Capital entiende que si bien el plan monetario comenzó con el pie derecho, todavía es apresurado extraer conclusiones definitivas. "Numerosas amenazas penden sobre la viabilidad del esquema. Por otro lado, la trayectoria de la volatilidad del tipo de cambio será clave para confirmar el funcionamiento del plan oficial. Más allá del nivel del precio de la divisa, resulta fundamental que los movimientos sean más suaves para contribuir a estabilizar expectativas y posibilitar el estiramiento del horizonte inversor", dijo. 

Por ultimo, y en línea con el resto de los analistas, Persichini destacó que resulta clave lo que ocurra en el mundo ya que también afectará la estabilidad financiera en Argentina. "En este sentido, la trayectoria de las tasas en Estados Unidos es la principal amenaza. Producto de buenos datos de empleo y crecimiento de los salarios que señalan la fortaleza de la primera economía global, los inversores esperan una posición más dura de la Reserva Federal (Fed) a la hora de acelerar su política acomodaticia y combatir la inflación", aseguró.

Comentarios3
Marta Susana
Marta Susana 08/10/2018 12:13:30

Vivir hoy es todo un desafio.-hacerlo significa muchas veces que somos delirantes ante lo que nos ofrece la vida.-Contar con reservas es una cruzada que no todos podemos..hacer frente.-No estamos solos en esta aventura LA familia CUENTA

Lucas Torres
Lucas Torres 08/10/2018 11:40:19

No Brasil um cara pró mercado está na frente eleitoral e o dólar caiu perante ao Real, na Argentina não seria diferente, se Macri continuara com Deficit zero e se reeleger o Peso Argentino ganha valor perante ao Dólar...

Agustin Enzoa
Agustin Enzoa 08/10/2018 10:14:03

El dólar tendría que estar a 56 de mínima. Más con estas noticias internacionales y la NO reelección de Macri.

Más notas de tu interés