Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Brasil dice que la baja de tasas no amenaza freno de la inflación

La aceleración de los recortes de la tasa básica de interés en Brasil apunta a dinamizar una economía que tarda en despegar, una vez que la inflación parece bajo control, explicó el Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central en las actas que publicó ayer.
"El conjunto de los indicadores recientemente divulgados sugiere que la actividad económica sigue estando por debajo de lo esperado (...) y que su reactivación debe ser aún más lenta y gradual que lo esperado", constatan.
El Copom recortó la semana pasada su tasa de referencia en 0,75 puntos porcentuales, a 13%, sorprendiendo a los analistas que apostaban en su gran mayoría por un recorte de 0,5 puntos porcentuales.
La medida fue posibilitada por "la convergencia de la inflación hacia la meta de 4,5%" ya en 2017, tanto en los escenarios de referencia del Banco central (4%), como del mercado (4,4%), apunta el documento.
La combinación de recesión e inflación golpea a la principal economía latinoamericana desde 2015.
El PIB brasileño se contrajo 3,8% ese año y las estimaciones son de un retroceso de 3,5% para 2016, en tanto que el alza de precios fue de 10,67% en 2015 y de 6,29% en 2016.
Pero el banco central priorizó la lucha contra la inflación, con tasas consideradas punitivas por los sectores productivos, que llegaron a 14,25% en julio de 2015 y se mantuvieron en ese nivel hasta octubre de 2016, cuando empezó el reflujo.
Ahora, la principal preocupación se orienta a reanimar una economía exánime, con 12 millones de desocupados (11,8% de la población activa).
La entidad monetaria redujo el mes pasado su proyección de crecimiento en 2017 a 0,8% (frente a 1,35 en su estimación anterior); el mercado prevé 0,5% y el FMI apenas 0,2%.