U$D

MARTES 26/03/2019

Bonos locales se despegan de títulos con calificación similar y sufren más

Desde inicios de febrero, los bonos con calificación B como Argentina redujeron su spread 10 puntos básicos mientras que nosotros lo ampliamos casi 90 puntos

Bonos locales se despegan de títulos con calificación similar y sufren más

Si bien los bonos se han recuperado en las últimas ruedas, queda claro que ante un proceso de ajuste, la renta fija argentina sufre sustancialmente más ya que en las últimas semanas, los bonos de emergentes han ampliado su spread entre 10 y 15 puntos básicos, mientras que la renta fija argentina lo ha hecho en casi 90 puntos básicos.

Cristian Reos, Head de Research de Allaria Ledesma, hace un paneo a nivel global y resalta que durante febrero y los primeros 7 días de marzo, los bonos emergentes a 10 años, con calificación B bajaron marginalmente su spread respecto de los bonos americanos 10 puntos básicos a 445 puntos básicos, en promedio, y los bonos con calificación B- aumentaron su spread con bonos americanos 9 puntos básicos a 790 puntos básicos en promedio.

Ahora bien, en el mismo período, los bonos argentinos (calificación B) aumentaron sus rendimientos 89 puntos básicos a 796 puntos básicos sobre los bonos americanos, alejándose del mínimo del 5 de febrero, con un spread de 649 puntos básicos. "Con el actual spread de bonos argentinos sobre los bonos americanos, la renta fija local opera con una calificación crediticia un escalón menor. Esto aumenta la probabilidad de nuevas bajas en la calificación crediticia para corregir ese desfasaje", sostuvo Reos.

Francisco Velasco, Head de Research de Banco Mariva, sostuvo que "entre agosto de 2018 y mediados de enero de 2019 el riesgo país de Argentina se movió al compás del resto de emergentes, aunque con un beta elevado". Y agregó: "desde entonces, el desempeño de la deuda argentina (a partir de la cual se calcula al riesgo país) fue peor que el de sus pares emergentes, castigando los inversores a los bonos argentinos mucho más que al resto".

Buscando las causas a este movimiento, Velasco entiende que este peor desempeño puede ser atribuido a cuestiones de posicionamiento (aún hay inversores que tienen mayor ponderación de bonos argentinos que la deseada) y al hecho de que Argentina tiene elecciones presidenciales este año como un evento de riesgo fundamental, a partir del cual se definirá el rumbo económico del país para los siguientes cuatro años.

Martín Saud, Trader en Balanz, coincide con Velasco al afirmar que tanto en los bonos como en el tipo de cambio persiste una volatilidad justificada por el panorama político cada vez más binario (Mauricio Macri o Cristina Kirchner) de cara a las elecciones presi-denciales en el país.

"Ya que en caso de que uno asuma los bonos deberían bajar mucho y en caso de que gane el otro candidato subirían un poco al menos. Desde Balanz vemos que, por el momento, luego de la suba reciente de los bonos quedaron en precios lógicos, pero recomendamos esperar que ajusten un poco más todavía para entrar", aseguró el especialista.

Finalmente, los analistas de Grupo SBS entienden que si bien escenario externo mostró algunos síntomas de estrés luego de que se verificaran nuevas señales de desaceleración global, desde la compañía remarcan que el castigo que sufrió la deuda de Argentina fue excesivo en ausencia de grandes noticias negativas, especialmente en el tramo medio de la curva que es donde más se siente el impacto del riesgo político.