Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"Bonos en dólares con tasas arriba de 7,5% me parecen interesantes"

Tras la corrección reciente, los bonos recuperaron atractivo. Tasas de 6% a 10 años no parecían adecuadas para la situación fiscal. Walter Stoeppelwerth, CIO of Asset Management & Head of Research de Balanz Capital, cree que hay fundamentos para especular con un rebote.

Van poco más de dos semanas de la victoria de Donald Trump como presidente de EE.UU. Hace un día el Dow Jones tocó un máximo histórico y por primera vez alcanzó los 19.000 puntos. El dólar acaba de tocar esta semana máximos de 14 años, colocando el dollar index por encima de los 100 puntos. Fueron días de movimientos exagerados y hay mucho para debatir con Walter Stoeppelwerth, CIO of Asset Management & Head of Research de Balanz Capital.

–Wall Street tuvo miedo el día de la elección, principalmente en el aftermarket con -4% para el Dow Jones y luego hizo nuevos máximos. ¿Cuál es tu lectura ?
–Parte del pánico fue de que los resultados no son lo esperado muchos Head Funds (fondos de cobertura) utilizaban los futuros para headgear (cubrir) sus portafolios. Para muchos, la victoria de Trump, se dio pánico aunque cuando vieron que el mercado no iba a caer tan dramáticamente salieron a cubrir nuevamente sus posiciones. La política económica de Trump es a favor de crecimiento y hubo una realización de activos. Los bancos volaron porque las tasas también subieron y este sector tiene mucha ponderación en los índices.

–Yendo a los bancos. Los bancos en Europa están muy castigados...
–Hay un problema importante en los bancos Italianos y el nivel de morosidad podría llegar al 50%. Definitivamente tener tasas al alza para los bancos puede ser oportunidad. Hay una gran diferencia de bancos americanos y Europeos. Los bancos EE.UU. hicieron un proceso de des-apalancamiento y reducción de costos. Los bancos de Europa no hizo dicha reducción de costos y parecería que no han hecho los deberes.

–¿Ves el déficit fiscal resultante de la política de Trump como un riesgo en EE.UU.?
–Hay un problema de crecimiento en todo el mundo. Necesitamos invertir en infraestructura para reactivar la economía. Es una buena idea invertir en infraestructura y aprovechar que las tasas a largo plazo estén tan bajo a nivel global en una visión de mediano plazo. El tema del déficit fiscal para EE.UU. va a deteriorarse recién dentro de dos o tres años. Este año va ser 2.8% y no es un numero grave. Hoy en día estamos en ¡un punto de inflexión en el mundo en el que los gobiernos saben q no pueden bajar mas la tasa y necesitan de una política fiscal expansiva para impulsar el crecimiento. Estoy de acuerdo con la política fiscal expansiva que plantea Trump.

–¿Como ves a los emergentes en este nuevo contexto bursátil y de suba de tasas a nivel global?
–Los bonos de emergentes no están en tanto riesgo si es que la 10Y se mantiene en niveles de hasta 2.6% y esta suba de da en forma gradual. El problema es si se mantiene la volatilidad en las tasas americanas, que es lo que suele causar rescates en fondos mutuos y ventas forzadas. Trump habla polémicamente pero nadie sabe hasta dónde va a llegar. Igualmente nadie sabe lo que puede llegar a hacer Trump. Parte de su política no está mal ya que parte de los americanos no tienen buenos empleos. La participación laboral ha caído en EE.UU. pese a que el nivel de desempleo se ubique en 4.9%

–¿Qué perjuicios ves ante la posibilidad de que siga el proceso actual de suba de dólar y suba de tasas?
–La suba de tasas es positiva. Lo que el mundo se olvida es que hay un montón de ahorro en el mundo que actualmente no recibe ningún rendimiento. En concreto, la suba de tasas no representa netamente una pérdida para los negocios y para el mundo. Veo que las tasas van a subir aunque me cuesta creer que vayamos a ver la 10Y en 3% y 4% la 30Y. El mercado espera entre dos y tres subas de tasas adicionales por parte de la Fed. Con aumentar 0.25% no pasa nada.

–¿Donde ves la tasa a 10 años en un año?
–La 10Y en un año a 2.6-2.7%.

–¿Cómo ves al mercado local y a la economía argentina en este contexto?
– Los bonos podrían comprimir más si se dan dos condiciones. En primer lugar la economía tiene que empezar a crecer. La recesión en 2016 será del orden de 2.7% y esta debilidad deja al país en un estado vulnerable desde lo económico y político. La gran debilidad económica es el déficit fiscal, que se ubicará por encima de 6% en 2016. Si no hay algo de consolidación fiscal para el año que viene es imposible que los bonos largos comprimen más sus spreads. En cambio, si hay crecimiento económico fuerte entonces sí se podría esperar una continuidad de la compresión de spread respecto de la tasa americana.

–En 2012 Argentina rendía 13%. Pero hubo un cambio en el escenario financiero y bursátil radical. El mercado no miró la economía. ¿Crees que llegó el momento en el que el mercado va a empezar a mirar los fundamentals con otra lupa?
–La suba desde 2012 a hoy fue el cambio de un chofer de autobús pasando de un gobierno anti mercado a uno con un sesgo más a pro mercado. El déficit no se puede mantener en estos niveles y esperar que el mundo financie nuestros déficit ya que el humor del mercado puede cambiar muy rápidamente y no podemos depender del financiamiento externo. En este sentido creo que la economía tiene que entregar resultados. Este año fue bisagra de la herencia y ahora se debe pasar a la acción y el año que viene van a poner toda la carne al asador. Si no hay crecimiento, entonces el PRO puede terminar relativamente rápido ya que el argentino no puede aguantar recesión y desempleo por mucho tiempo. Puede aguantar inflación pero no desempleo. El año que viene es un a todo o nada.

–¿Qué opinas de los bonos argentinos en dólares?
–No me gusta el Bonar 2046. Es muy largo para Argentina. Prefiero el Bonar 36 o DICA que tiene una TIR similar. En estos niveles de yield (rendimiento) estamos en niveles conforme a los fundamentos que están hoy en día en el país. Déficit fiscal, crecimiento negativo y un proyecto político no consolidado ya que el año que viene hay elecciones.

–¿Donde hay oportunidades en el mercado local ya sea en bonos o acciones?
–En los últimos cuatro meses he estado muy cauteloso con los bonos largos argentinos ya que no parecía que una tasa de 6% para bonos locales a 10 años fuese adecuada para la situación fiscal. Ahora hemos tenido una corrección muy violenta y creo que los bonos largos son interesantes. Con TIRES por encima de 7.5% me parece interesante ya que sí creo que la economía va a empezar a mejorar. Hay fundamentos para especular con un rebote. Si se mira el sector bancario uno encuentra una expansión de crédito en los últimos 2 meses. La baja de tasas del BCRA y liquidez de bancos ayuda para incentivar la reactivación y este país no puede crecer si no hay expansión de crédito. Ese es el objetivo final del BCRA, motorizar la economía. Si hay mayor crecimiento también va a haber una mejora en la recaudación y mejorías a nivel fiscal. En concreto estaría buscando bonos largos entre 7.70-8.70%.

–¿Y en acciones?
–Si bien el Merval subió pero si hacés el chart en dólares, no fue una suba tan violenta. Nos gusta TGS, que triplicó su EBITDA en el último año. Metrogas nos parece interesante. Telecom está barata y el nuevo controlador dice que quiere pagar dividendos. Clarín nos gusta por la separación de Cablevisión. Con los bancos he estado negativo últimamente. Si la BADLAR baja y los bancos no ajustan su tasa activa, entonces sube el spread de tasas de bancos. Ahora los bancos pueden empezar a andar. Miraría más a Banco Rio y Banco Macro.