Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Bonos argentinos son los que más rápido se recuperan post-Trump

Bonos argentinos son los que más rápido se recuperan post-Trump

La victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de EE.UU. llevó a la tasa de 10 años americana de niveles del 1.82% al 2.6% e impactó negativamente en el precio de los bonos emergentes, con caídas promedio del 10% en los títulos en dólares de América latina. Pero a poco menos de un mes de la asunción de Trump y a casi dos meses de la victoria del magnate en las presidenciales, los bonos argentinos son los que más terreno han recuperado.


La debilidad de los bonos de la región contrasta con la fortaleza de los bonos argentinos en las últimas semanas que muestran avances superiores al 7% en la parte corta de la curva. El Bonar 2026 perdió un 14% desde los máximos de septiembre pasado y actualmente ha mostrado una recuperación del 7%, operando en 107 dólares desde los mínimos de 100 dólares de comienzo de diciembre. La recuperación más significativa en la parte media de la curva se la lleva el Bonar 2024 con un avance de 7.9%, recuperando casi toda la caída evidenciada a fin de octubre y que se profundizó luego de la victoria de Trump. Actualmente cotiza en niveles de 120.50 dólares tras haber alcanzado mínimos de 112 dólares a fines de noviembre.


La compresión de spreads en este caso ha sido significativa ya que el bono actualmente rinde 4.30% desde los 6.15% operado en los mínimos, recuperando 185 puntos básicos de tasa en menos de un mes. La recuperación en términos porcentuales es más significativa en la parte larga de la curva ya que el Bonar 2046 ha mostrado un avance de 9%, volviendo a operar sobre la par en 102.50 dólares desde los mínimos de 94.80 dólares desde los mínimos de noviembre.


El panorama es otro para los bonos de la región. Por ejemplo, el bono en dólares de Colombia con vencimiento en 2026 tuvo una caída del 9.5% desde los máximos y apenas ha podido recuperarse un 2.5% desde los mínimos de noviembre pasado, evidenciados tras el sell-off generado por la victoria de Trump. El bono colombiano en dólares con mayor duration que vence en 2045 supo perder un 18% desde los máximos de septiembre hasta los mínimos de noviembre, luego de la victoria de Trump y hasta el momento han recuperado un 5% desde los mínimos.


Un caso similar se da para los bonos mexicanos en dólares con vencimiento en 2026 que han perdido un 11.20% desde los máximos de septiembre y un 8.5% desde la victoria de Trump y actualmente se ubican apenas un 1.4% por encima de los mínimos evidenciados pos-Trump. Dicha debilidad se da en toda la curva en dólares de México siendo los bonos más largos los más volátiles. El bono de México en dólares a 2044 supo perder un 14% desde la victoria de Trump y actualmente ha logado recuperar tan sólo 4.4% desde esos mínimos, una recuperación marginal si se la compara con el 21% de pérdida que supo registrar desde que el magnate comenzó a tener una mayor popularidad.


El bono de Brasil en dólares con vencimiento en 2026 mostró la misma debilidad que la renta fija mexicana, perdiendo un 7.4% desde la victoria de Trump y apenas recuperando un 0.8% desde los mínimos de noviembre pasado. Dicha falta de fortleza se replica en bonos más largos de Brasil como el caso del que tiene vencimiento en 2037 y que perdió un 11% desde la elección presidencial y apenas recupero un 1.9%, manteniéndose en zona de mínimos. Los bonos más largos de Brasil como el caso del que tiene un vencimiento en 2045 muestran una recuperación desde los mínimos evidenciados pos-Trump de 4.6%, tras haber perdido un 13% desde la elección presidencial y un 19% desde los máximos de agosto pasado.