Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Tras el desplome en Asia, Wall Street subió y quedó al borde de nuevos récords

Los tres índices neoyorquinos cerraron en alza. En Europa, los principales mercados llegaron a revertir las pérdidas del arranque para terminar con subas. Las bolsas asiáticas, en cambio, cayeron hasta 5%.

Tras el desplome en Asia, Wall Street subió y quedó al borde de nuevos récords

Wall Street cerró hoy con subas significativas que dejaron tanto al Dow Jones como al Standard & Poor's 500 al borde de nuevos récords históricos, en un día en el que los mercados digirieron con inusitada velocidad el inesperado triunfo del candidato republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales en los Estados Unidos.

Tanto en las bolsas del mundo como en lo mercados de commodities, la victoria de Trump provocó en las primeras horas de operaciones una huida hacia lo seguro: la jornada bursátil arrancó con fuertes pérdidas (que ya se veían antes de las aperturas en las operaciones de "pre market") al igual que los precios del petróleo y la soja, mientras subía el oro; sin embargo, con el paso de las horas y los discursos que mostraron a un Trump mucho más moderado que en campana y a Hillary Clinton y Barack Obama conciliadores, las subas y bajas se moderaron y hasta revirtieron.

Así, en el mercado bursátil de Nueva York, el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cerró con una suba del 1,4% en 18.589,69 puntos, a menos de 50 puntos de su máximo cierre histórico (0,2%) de su récord; el más amplio S&P 500, en tanto, ganó un 1,11% hasta los 2163,26, también muy cerca de su máximo histórico; y el tecnológico Nasdaq Composite ganó 1,11% hasta las 5251,07 unidades.

Bolsas europeas

Los mercados financieros recortan parte de las importantes pérdidas sufridas a media rueda de hoy, con un dólar en caída y un desplome del peso mexicano a su nivel histórico más bajo, tras la inesperada elección del republicano Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.
 
En este contexto de incertidumbre, las bolsas europeas perdieron hasta casi 4%, aunque luego esas caídas se moderaron.

En Francfort, el DAX 30 inició la jornada con una caída de 2,87%, pero revirtió la tendencia y cerró con una suba de 1,56%, hasta los 10.646,01 puntos.

Algo similar ocurrió en Londres, donde el FTSE 100 perdió hasta 0,54%, y finalizó con una suba de 1%, hasta los 6.911,84 enteros.

En París, el índice CAC 40 perdía 2,05% y concluyó con una suba de 1,49%, hasta los 4543,38 puntos.

En tanto, en Madrid, el IBEX 35 retrocedió hasta 1,76%, pero antes del cierre moderó su caída y finalizó la jornada con una caída de 0,40%, hasta ubicarse en las 8901,50 unidades.

El mercado de Moscú, en cambio, fue el único que operó en alza desde el arranque y salta 2,40%. Trump, que ha expresado su admiración por el presidente Vladimir Putin, era indudablemente el candidato favorito del Kremlin.

Bolsas asiáticas

En Japón, el índice Nikkei de la  bolsa de Tokio cerró el miércoles con una baja de un  5,36 por ciento, a 16.251.54 puntos, mientras que el referencial  más amplio Topix declinó un 4,57 por ciento, a 1.301,16  unidades.

El candidato presidencial republicano Donald Trump ganó los cruciales estados de Florida, Ohio, Iowa y Carolina del Norte y se encuentra a un paso a lograr una sorprendente victoria sobre su rival demócrata Hillary Clinton, según datos oficiales parciales y proyecciones de la cadena CNN.

La cifra de electores y los triunfos del republicano en Florida, Ohio, Iowa y Carolina del Norte, sumados a su victoria en Georgia y en la tradicionalista Utah, y la ventaja en otros estados clave, constituían un mal augurio para la candidata demócrata, quien aspira a convertirse en la primera presidenta del país.

Pese al estrecho margen y al previsible apoyo de la costa oeste del país, tradicionalmente demócrata, el magnate neoyorquino también lidera el recuento en Michigan, así como en Wisconsin, que en teoría son feudos demócratas, lo que supondrían golpes de efecto definitivos.

Trump se adjudicó la victoria en Ohio, uno de los estados más codiciados y que tradicionalmente predice al ganador de las elecciones, y se impuso a la ex secretaria de Estado en una elección muy estrecha en Florida, plaza que con sus 29 votos electorales es considerada vital para la victoria.

El magnate neoyorquino también se alzó con Carolina del Norte, que otorga 15 votos electorales y que fue uno de los estados más cortejados por ambos candidatos en la recta final de la campaña electoral.