Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Blanqueo será hasta fin de marzo del 2017 y tendrá costo de entre 5 y 15%

Inmuebles tendrán multa del 5%, al igual que dinero en el país hasta u$s 80.000. Habrá bono a tres años a tasa cero. Contribuyentes cumplidores tendrán exención del pago de Bienes Personales hasta 2018 y reducción al 50% de anticipos de Ganancias.

Blanqueo será hasta fin de marzo del 2017 y tendrá costo de entre 5 y 15%

Alfonso Prat-Gay se está ocupando personalmente de tachar y reescribir el borrador que descansa en su escritorio denominado "Régimen de transparencia fiscal", que es ni más ni menos que el blanqueo de capitales.


"Sistema voluntario y extraordinario de declaración de tenencia de moneda nacional, extranjera y demás bienes en el país y en el exterior", es el título de la "amnistía fiscal’ por la cual prevén que se blanqueen un piso de u$s 70.000 millones.


Se podrá declarar la tenencia hasta el 30 de abril y los fondos del exterior no serán obligados a ingresar al país. La AFIP quedará impedida de solicitar información y extractos bancarios anteriores a esta fecha. Los inmuebles en el país y en el exterior pagarán una alícuota del 5%. El mismo porcentaje se abonará por tenencia de moneda en efectivo en el país que se deposite en entidades bancarias en Argentina hasta un equivalente en pesos a u$s 80.000.


Superando este tope, se deberá pagar una multa del 10% si se blanquea hasta el 31 de diciembre, y del 15% si se realiza desde el 1 de enero hasta el 31 de marzo del año que viene. Quien exteriorice desde el 1 de enero podrá bajar la alícuota al 10% mediante la adquisición de Bonar X y/o Global 17.


Otra de las alternativas es comprar un bono a tres años (hasta el 30 de septiembre) intransferible y no negociable, a cupón cero. También habrá un bono a seis años a comprar hasta el 31 de diciembre que en los primeros tres años tendrá un cupón cero y, pasado ese lapso, tendrá un interés del 5,5% anual. En ambos casos, deberán permanecer en custodia en Caja de Valores hasta el vencimiento.


En la City auguran un éxito del blanqueo porque, desde el año que viene, no va a haber un lugar en el mundo donde tener una cuenta con plata negra: "Es la última oportunidad de blanquear. Por lo que hablamos con varios clientes, amigos y conocidos, todos van a blanquear todo lo que puedan. El dinero negro que va a quedar va a ser sólo el transaccional, ocasional, de giro de algún negocio o bien lo guardado en alguna caja de seguridad. Los tenedores de grandes cuentas con dinero negro van a tener que blanquear obligatoriamente, porque no quedan alternativas", coinciden en los directorios de los bancos.


En las mesas admiten que las empresas que hoy quieren invertir se quedaron sin "caja blanca", mientras las plazas de Ginebra y de Zurich están echando a los clientes argentinos de los bancos que tienen menos de u$s 500.000.


En el sector confiesan que resulta cada vez más complicado moverse con dinero no declarado, tema que se acentuará aún más desde el año que viene: "Muchas empresas quedaron atadas de pies y manos y no pueden girar los dólares para reactivar la economía", advierten.


Incluso, bancos americanos de primerísimo nivel están estudiando empezar en el segundo semestre a cobrar por el dinero que tienen en depósito por encima de los u$s 5 millones. Prevén cobrar por la custodia de los depósitos a la vista una tasa que podría del 0,25% anual.


¿Por qué la tasa para inmuebles es más baja? Porque las propiedades en el exterior están más escondidas, ya que en el 95% de los casos están a nombre de una SRL, que a su vez está a nombre de una sociedad en un paraíso fiscal. Esto lo recomiendan los contadores estaodunidenses para evitar cualquier tipo de juicio por parte de los inquilinos.