Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Blanqueo en efectivo: estiman que casi la mitad será para pagar la multa

Hay casos de comerciantes que sobreblanquean porque saben que seguirán teniendo compras a grandes proveedores que deben hacerse en blanco e ingresos en negro en los próximos años. Entonces, en una primera etapa sinceran en efectivo el 10% de lo que piensa blanquear a fin de año de cuentas del exterior, y el 5% de lo que piensa que aplicará a inmuebles a fin de marzo

Blanqueo en efectivo: estiman que casi la mitad será para pagar la multa

"El 40% de lo blanqueado hasta ahora será para pagar la multa", estima César Litvin, presidente del Instituto Tributario. Hasta ahora se calcula que hay 120.000 cuentas abiertas con alrededor de u$s 5500 millones. Pero, de acuerdo a estas previsiones, sólo u$s 3300 millones corresponderían al blanqueo en efectivo, y u$s 2200 millones serían para pagar la multa.

En uno de los grandes bancos admitieron que el 65% de las cuentas ya generaron ticket AFIP y el 80% de los tickets ya se depositaron.

Hay casos de gente que sobreblanquea, porque sabe que en los próximos años seguirán generando ingresos en negro. Es típico del comerciante que tiene proveedoeres grandes, a quienes se le debe comprar todo obligatoriamente en blanco, pero ellos venden gran parte de lo que compran en negro.

A todos aquellos que tienen muchas compras a proveedores en blanco y venden gran parte en negro les viene bien sobreblanquear en forma parcial: primero en efectivo el 10% de lo que piensan blanquear a fin de año de cuentas del exterior y el 5% de lo que aplicarán a inmuebles a fin de marzo.

Lo hacen de esta manera porque quieren dejar la menor cantidad de ‘huellas’ posibles, por miedo a que se filtren y se vendan las listas de los blanqueadores. De lo contrario, deberían transferir el 10% de multa desde su cuenta del exterior a su banco, que se enteraría de todos los datos. En cambio, de esta forma, sólo se entera la AFIP, ya que lo deposita directamente en la cuenta del organismo en el Nación, sin tener que hacer un doble paso por su banco.

"Muchos empresarios no quieren mostrar su cuenta del exterior al banco local, ya sea por miedo al escrache o por seguridad personal", confirma Ricardo Paolina, socio del estudio Lisicki, Litvin y Asociados.

Otro de los temores es la emboscada fiscal para quienes entren al blanqueo, de algún impuesto extra, que está descartado, aunque no cayó nada bien el trascendido de que aumentarán el impuesto a las ganancias para los que más ganan del 35 al 40%. El impuesto a la herencia es otro de los miedos que asustan a los inversores.

A su vez, se ven casos de monotributistas vestidos en La Salada que, por su aspecto, grandes estudios tributaristas casi ni los recibían porque pensaban que estarían perdiendo el tiempo con gente que quería blanquear menos de $ 305.000 para no pagar nada o, como mucho, hasta $ 800.000 para pagar sólo el 5%, pero resultó que tenían millones de dólares para sincerar, tanto en cuentas del exterior como en propiedades. El tema es que llevan un estilo de vida de esperar el colectivo en la parada en invierno a la noche pese a un frío infernal, cuando toda esa plata no alcanzarán jamás a disfrutarla, pero argumentan que así es su estilo de vida.

Mientras, hay tres bancos en Estados Unidos que llaman a sus clientes argentinos y les dicen que si no blanquean les darán de baja a sus cuentas, mandándoles un cheque al último domicilio que tienen registrado en sus papeles. El problema lo tienen los que compraron departamentos en Florida con hipotecas de un 80% sobre el precio, que además subió mucho, por lo que el 5% los deja out.

Es más, hay un par de bancos europeos que hicieron acuerdos con un estudio legal de gran porte, para hacerse cargo ellos (el banco) de los honorarios de los abogados por la gestión de la regularización fiscal (se hacen cargo del asesoramiento, compliance y gestión, no la multa).

"En realidad, no se trata de una multa, sino de un impuesto, que son deducibles de los intereses. Por ejemplo, si alguien blanquea u$s 1 millón y paga u$s 100.000 a la AFIP, y luego compra acciones de Apple, cuyos dividendos están gravados en Argentina, debería poder deducir esos u$s 100.000", subraya Raúl Sanguinetti, Tax Partner de Baker Tilly Argentina.