Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Bancos reducen expectativa de dólar, actividad y precios por suba de tasas

Tras la suba de tasas del martes el dólar fue para abajo. Cayó 3 centavos a $ 15,49, nuevo mínimo del año. HSBC, JPMorgan y consultoras locales salieron a recortar sus previsiones de suba de la divisa para este año. También las previsiones de actividad e inflación, aunque todavía fuera de la meta oficial de no más del 17%.

Bancos reducen expectativa de dólar, actividad y precios por suba de tasas

Un día después de la primera suba de tasa de referencia del Banco Central (BCRA) en trece meses, el dólar reaccionó con una caída que lo llevó a un nuevo mínimo del año. Entre las repercusiones por el alza de 150 puntos básicos que llevó al centro de corredor de pases a 7 días a 26,25% se destacan comentarios de analistas que hablan de una "maniobra arriesgada" que le quita competitividad al Gobierno de cara a las elecciones y algunos recortes a las expectativas de inflación y crecimiento.

El dólar cayó 3 centavos a $ 15,49 en las pizarras minoristas, un ajuste mucho menor al que se vio en la plaza mayorista. El dólar que pagan los grandes jugadores se desplomó siete centavos y medio para cerrar en $ 15,19 por unidad, también su menor valor del año.

"La suba en la tasa de interés de referencia dispuesta por el BCRA pareció generar una respuesta inmediata en el mercado cambiario acentuando el proceso de pérdida de valor del dólar que encontró en este hecho una justificación más para explicar su retroceso", resumió Gustavo Quintana de PR Corredores de Cambio.
Con la caída de ayer el dólar mayorista acumuló un retroceso de 15,5 centavos en la semana. Pierde 4,3% en lo que va del año y gana 5,1% en los últimos doce meses.

El martes la entidad conducida por Federico Sturzenegger subió la tasa de referencia tras conocerse el dato de inflación de marzo del Indec (2,4%). Ayer el índice porteño mostró que el mes pasado los precios saltaron 2,9%.

"Un BCRA tan hawkish (orientado a una política monetaria contractiva, en la jerga) demora cualquier intención de revivir al dólar. El martes quiso reaccionar, pero con la noticia de la tasa terminó de hundirlo", dijo un operador bancario.

En el día después, la suba de tasa recogió elogios en el sector financiero –porque dejó claro que la autoridad monetaria se atiene a su objetivo principal de llevar la inflación del año a su meta de entre 12% y 17% a fin de año– pero también expresiones de preocupación por su impacto en la actividad y en la apreciación del peso.
Un texto del economista del HSBC, Javier Finkman, advirtió que "una política más contractiva no sólo implicaría expectativas de inflación más bajas sino que podría conducir a una disminución de las expectativas de crecimiento, junto con una moneda más fuerte".

Según los cálculos del economista, recogidos por Bloomberg, la inflación mensual en lo que queda del año debería promediar 1,1% para alcanzar la meta del 17%: "Creemos que tal disminución es improbable".
Para Finkman, la maniobra es "arriesgada" porque si afecta al crecimiento el Gobierno puede ser menos competitivo en las elecciones legislativas.

Diego Pereira, analista de JPMorgan, consideró que "El BCRA tomó las riendas al pagar por la credibilidad". Para el banco de inversión, la decisión de Sturzenegger motivó una revisión al alza de sus previsiones de tasa de referencia para fin de año del 19% al 21%. La previsión de inflación para todo 2017 también fue modificada del 21% al 20,75%; mientras que la de dólar para cierre de año fue reducida de $ 17,25 a $ 16,70.
 

Pereira también estimó que la tasa de pases podría empezar a bajar en julio, asumiendo que en mayo el avance de los precios se desacelere, una vez superado el "trimestre delicado" que termina con abril.
Estudio Bein distribuyó ayer números revisados de sus estimaciones para este año. Prevé ahora que el PBI se expanda 2,9% (antes 3,4%), que la inflación cierre el año en 20,5% (desde 21%) y dólar a $ 16,50 para octubre, levemente recortado.

La Consultora Elypsis, por su parte, dijo que la suba de tasa pone en duda sus previsiones de crecimiento y dólar –aún no las modifica– pero que no cambia su estimación de inflación del 21%.