Sábado  23 de Junio de 2018

Bancos quieren sostener sus márgenes de rentabilidad y redefinen estrategias

El crecimiento para 2018 va a ser más moderado de lo que se esperaba. Los márgenes de rentabilidad de los próximos meses se verán afectados. No se descarta que aumente la morosidad. Las entidades mantienen su apuesta al crédito y, especialmente, a ampliar la base de clientes.

Bancos quieren sostener sus márgenes de rentabilidad y redefinen estrategias

Iba a ser un año históricamente bueno. El sistema financiero venía de un excelente 2017, con un importante crecimiento en el volumen de negocios, gatillado fundamentalmente por la reaparición del crédito hipotecario, y tenía las  estrategias en marcha para superar las marcas en este año.

Pero, en los negocios (y más si son en la Argentina) no hay ciencias exactas. El viento cambió en abril, la corrida cambiaria y la tensión económica pusieron en el freezer la demanda de créditos UVA y los banqueros ahora esperan que las aguas se aquieten para saber cuáles serán los verdaderos daños después de la tormenta.

Lo primero que destaca Valeria Azconegui, analista senior de Entidades Financieras en Moody’s Investors Service, es que “la caída del peso no debe afectar la calidad de los activos de los bancos, porque solo pueden prestar en moneda extranjera a exportadores y sus proveedores, cuyos ingresos son en dólares”. La primera aclaración tienen  que ver con la diferencia de panorama que se presenta actualmente respecto del año 2001, un hito dentro de las crisis gauchas a la que muchos, durante las últimas semanas, quisieron hacer referencia. La situación para los bancos no es  parecida a la de entonces: no hay prácticamente préstamos en dólares y es muy baja la participación de los depósitos en moneda extranjera sobre el total del sistema.

Este nuevo cimbronazo encuentra a los bancos sólidos. “En lo que respecta a 2017, el sector de intermediación financiera y otros servicios, que históricamente representó en torno al 3,5 por ciento del PBI, creció 7 por ciento respecto del año previo, recuperando lo perdido en 2014 y 2016, y alcanzando el mayor valor desde 2013”, plantea Gastón Inzaghi, socio de PwC Argentina, líder de industria de Bancos y Entidades Financieras. Agrega a la descripción del escenario: “Desde 2017, el sistema financiero conservó elevados niveles de liquidez y solvencia. El crédito bancario al sector privado mostró un avance, consolidando su crecimiento y la expansión se encuentra difundida entre sectores económicos, líneas crediticias y bancos oferentes, caracterizándose por un alargamiento de plazos –con un rol importante de los hipotecarios en UVA– y por la inclusión de nuevos deudores”.

Aunque bien plantados, claro que los coletazos los recibirán igual, del mismo modo que todas las industrias o sectores productivos que se ven afectados en mayor o menor medida por la suba del tipo de cambio, la inflación que se resiste a bajar  y los mayores ajustes fiscales que ya se anunciaron y que podrían endurecerse según los términos que resulten del acuerdo que se negocia con el Fondo Monetario Internacional (al cierre de esta edición, las negociaciones recién comenzaban). “Aunque los bancos de la Argentina están relativamente aislados de la caída en el tipo de cambio, el aumento brusco y repentino en las tasas de interés es negativo para ellos, porque aumentará la morosidad y las previsiones, y suprimirá los márgenes en los próximos meses”, plantea Azconegui.

Daniel Gowland, gerente Principal de Banca Corporativa del Banco de Transacciones y Servicios (BST), habla desde el otro lado del mostrador. No el de los analistas sino el de los banqueros. “El sistema es solvente y tiene una liquidez más estrecha, pero aceptable y, por ahora, la rentabilidad sigue siendo aceptable. Pero, en la medida en que la situación de estas semanas (se refiere a principios de mayo) perdure en el tiempo, se van a ver afectados los distintos aspectos del negocio: márgenes, volúmenes y rentabilidad”, analiza. “Vemos, por lo tanto, un panorama general de mucha volatilidad y retracción en el volumen de negocios”.

Agenda de desafíos

En el tablero de juego actual, este año seguramente no será lo que prometía –muchos desafíos para sortear y estrategias para revisar–, pero, con la vista puesta un poco más allá de la crisis que se desató a comienzos de mayo, el futuro para el sector bancario tiene  muchas oportunidades para explotar y explorar según coinciden banqueros y analistas. Eso sí, llevará más tiempo.

“Aun cuando factores como la reciente turbulencia en los mercados o la sequía restaran algún punto al incremento del PBI, se espera que se fortalezcan las condiciones para que los créditos sigan cobrando impulso”, analiza Inzaghi, de PwC, mirando un poco más allá del corto plazo. Y hace hincapié en el bajo nivel de endeudamiento de las familias, sumado a las necesidades habitacionales existentes.

En los bancos, muchos fueron reacios a hablar de los planes para este año, pero en otras entidades consultadas tratan de hacer un paréntesis a la coyuntura de abril/mayo, con la expectativa que sus efectos sean pasajeros, y ponen sobre la mesa los proyectos y planes para 2018/2019. 

Uno de los principales desafíos que atraviesa al sistema en su conjunto es expandir la base de clientes y hacia ahí apuntan hoy las estrategias. Así lo entiende Juan Curutchet, presidente del Banco Provincia. “El sistema financiero argentino es robusto, pero muy pequeño en relación a otros países de la región, por lo que no caben dudas de que, si mantiene este ritmo, puede duplicar su tamaño en los próximos cinco años. En ese contexto, los bancos tenemos el desafío de la innovación tecnológica y, seguramente, una transformación del negocio que deberá reemplazar una reducción en los márgenes, producto del incremento de la competencia, por mayores ingresos por volumen. Ese paso será en definitiva muy positivo para los clientes”, explica.

Desde Banco Galicia dicen que la gran apuesta está ligada, sin lugar a dudas, a continuar fomentando el crédito al consumo, que es uno de los grandes dinamizadores dentro de la economía, y que en el último año se expandió alrededor de un 8 por ciento en términos reales. “Buscamos generar ofertas atractivas para nuestros clientes, ligadas tanto con su perfil como con su comportamiento, con una variedad importante de financiamiento dentro de los cuales se destacan los préstamos personales tradicionales con tasa fija y los préstamos personales UVA, que son una buena alternativa para comenzar pagando una cuota inferior”, señala.

Por otro lado, avanza: “La otra gran apuesta del banco es comenzar a introducirnos en el mundo del no-cliente, donde estamos ofreciendo la posibilidad de realizar una evaluación crediticia en el momento a través de bancogalicia.com, tanto en tarjetas de crédito como en préstamos personales, con la posibilidad de acceder de una manera ágil y simple”.

En un sentido similar, de trabajar por ampliar la base de clientes, avanza Javier Ortiz Batalla, presidente del Banco Ciudad. “Es relevante para el cumplimiento de nuestros objetivos avanzar en la inclusión financiera, considerando que hoy, en la Argentina, más del 50 por ciento de la población no está bancarizada. En este sentido, tenemos un gran desafío por seguir sumando gente al sistema, para lo cual venimos acompañando a los emprendedores sociales, generando nuevos productos, de mayor accesibilidad y enfocados en sus necesidades”, apunta.

Otro objetivo del Ciudad para este año es “crecer en pymes y mipymes. Avanzamos un 35 por ciento en 2017 y tenemos un stock de crédito de más de $ 8800 millones. Seguimos sumando nuevos productos como una nueva línea en UVA para pymes, junto con otra ajustable por UVAs/UVIs para desarrolladores inmobiliarios. Tenemos una cartera de créditos que abarca no solo al crédito hipotecario, sino también a los créditos personales, a pymes y a desarrolladores inmobiliarios, confirmando nuestro liderazgo en materia de innovación en productos financieros”, resalta Batalla.

Gowland lidera el BST, un banco más de nicho. “Por nuestro perfil de banco y estructura profesional, seguimos creyendo y apostando a que nuestro mayor valor agregado al sistema y a nuestros clientes está dado a través del mercado de capitales, donde estamos presentes activamente en la emisión de ON Pymes con y sin garantía bancaria, así como también en el sector de finanzas corporativas”, describe.

“Sin descuidar a ningún sector, seguimos desarrollando fuertemente más y mejores relaciones comerciales con aquellos sectores que creemos más dinámicos de la actividad económica como agro, energía e infraestructura, entre otros, en la expectativa de que sigan siendo los motores de la recuperación y crecimiento del país”, dice el ejecutivo que, además, se ocupa de subrayar la sanción Ley de Financiamiento Productivo (o reforma de la Ley de Mercado de Capitales) como un ítem beneficioso para el financiamiento de las empresas a través del mercado.

También mirando fuerte al segmento corporativo, el ICBC detalla sus planes para los próximos meses. Alejandro Ledesma, su gerente General, plantea: “Somos el banco más elegido por las empresas en Comercio Exterior dada nuestra presencia mundial, así como también la larga experiencia en este negocio y el hecho de brindar una herramienta digital de excelencia con Multipay, nuestra plataforma integral y paperless, muy valorada por nuestros clientes”.

¿Un desafío? “Apostamos a ser el banco número uno en acreditación de sueldos, con la mejor oferta de beneficios tanto para personas como para empresas”, postula Ledesma. “Individuos sigue siendo un segmento muy dinámico, que va utilizando cada vez más los servicios crediticios para la organización de su vida financiera”.

Para el segmento corporativo, la mira del Galicia está puesta en “financiar proyectos innovadores de inversión social que sean sustentables, que brinden soluciones a problemas sociales o ambientales y que generen una transformación e impacto positivo en la comunidad”, dicen en la entidad. “Emitimos un bono verde por

US$ 100 millones para proyectos de energía renovable y eficiencia energética que permitirá financiar proyectos verdes y con impacto ambiental. Además, estamos priorizando avales de Sociedades de Garantías Recíprocas (SGRs), que permiten que las pymes accedan de manera ágil y simple a créditos con condiciones preferenciales”, detallan consultados por sus planes 2018.

Claramente, en los planes de las entidades, y aún en un contexto menos favorable, el crédito seguirá siendo un  driver importante. “El aumento de la tasa de referencia implementado por el BCRA va a tener un impacto en el crecimiento de la cartera de préstamos de los bancos. Esperamos que los créditos hipotecarios UVA y los PPPs (ver recuadro) continúen liderando el crecimiento de la cartera de préstamos este año, seguidos de los préstamos personales y las tarjetas de crédito”, evalúa Azconegui.

Radiografía

Crecer en financiamiento, tanto a las familias como a las empresas y pymes, es “el” driver para la industria. Así estaba planteado y el objetivo está intacto, aunque quizá la velocidad disminuya. “Podría verse una desaceleración en el crecimiento respecto de lo ocurrido en 2017 por razones de demanda, ya que la inflación presenta una mayor resistencia que la baja anticipada y ante el avance del tipo de cambio, en un contexto donde la valuación de los inmuebles se encuentra generalmente expresada en dólares y los préstamos son otorgados en pesos, podría hacer que sectores de la población no lleguen a adquirir las viviendas a los nuevos valores impuestos por el mercado”, dice sobre la expansión del crédito hipotecario, estrella de 2017, José María Segura, socio y economista en jefe de PwC.    

Una radiografía de PwC muestra que, del total del crédito otorgado, el 35 por ciento se otorga a personas físicas en relación de dependencia y el 60 por ciento está distribuido en 22 sectores, siendo aquellas del sector primario, generalmente de bienes transables, las que tienen mayor deuda (el 12 por ciento de los créditos otorgados en 2017 fueron a este sector) por el uso de instrumentos de largo plazo y en moneda extranjera. “El sector industrial, por su parte, presenta un endeudamiento administrable en términos de sus ingresos operativos, luciendo comparativamente un poco menos robusto por mayor concentración de financiaciones de corto plazo y provenientes de líneas comerciales en moneda extranjera”, plantea Segura.  

Los niveles de morosidad del sistema en general son muy acotados y eso es un paraguas protector para períodos más complejos. “La cartera en mora fue de 1,6 por ciento de los préstamos brutos al cierre de 2017. Sin embargo, con pagos de intereses en préstamos a tasa variable –que, en promedio, constituyen aproximadamente un tercio del total de préstamos de los bancos– esperamos que los préstamos incobrables aumenten. Los salarios se ajustan por inflación, pero estos ajustes, en algunos casos, se producen una vez al año y, en muchos, son menores al nivel de inflación. Como resultado, el aumento en la morosidad obligará a los bancos a aumentar sus previsiones afectando negativamente la rentabilidad”, apunta Azconegui. 

“Asimismo, si bien los depósitos a la vista son inelásticos al nivel de tasa y, por lo tanto, no se verán significativamente afectados por estos incrementos, esperamos que aquellas entidades que tienen mayor exposición a depósitos a plazo o fondos del mercado incrementen su costo de fondeo significativamente”, agrega la analista de Moody’s para destacar, finalmente, que, según el análisis de la entidad, “el impacto (N.d.R.: de las turbulencias, suba de tasas y suba del tipo de cambio del mes de mayo) en la rentabilidad de los bancos en general sea limitado, dado que esperamos que los bancos incrementen su exposición a letras del Banco Central, que continuarán con tasas atractivas”.

Dimas Carlos Peña

Los bancos son Chorros, te pagan el 2%anual en depositos a plazo fijo en dolares y te cobran el 4% por pasarte de pesos a dolares y viceversa por Home Banking, riesgo cero y ni siquiera la molestia de llevar el fisico. CHORROS

Responder Reportar
MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,460841,600043,6000
DÓLAR BLUE1,600044,250044,4500
DÓLAR CDO C/LIQ-1,7296-42,9600
EURO0,127247,850147,8896
REAL0,076011,322511,3284
BITCOIN0,44829.450,41009.455,0000
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000048,1250
C.MONEY PRIV 1RA 1D-1,276658,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-1,255259,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000049,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,612261,6900
TNA 7 DIAS-0,442445,0100
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000160,00160,00
CUPÓN PBI EN PESOS-6,12242,302,45
DISC USD NY-0,6568121,00121,80
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL1,290041.256,6000
BOVESPA-0,0300103.802,6900
DOW JONES-0,090027.359,1600
S&P 500 INDEX-0,34043.014,3000
NASDAQ0,00008.222,7970
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,1126325,8249326,1923
TRIGO CHICAGO-0,4433185,6476186,4743
MAIZ CHICAGO-0,1149171,1546171,3514
SOJA ROSARIO-0,8493233,5000235,5000
PETROLEO BRENT0,279764,530064,3500
PETROLEO WTI0,034757,640057,6200
ORO-0,32641.404,60001.409,2000
Revista Infotechnology