Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Bancos internacionales creen que la Argentina podría crecer hasta 4% en 2017

Bancos internacionales  creen que la Argentina podría crecer hasta 4% en 2017

Los bancos internacionales mejoraron sus perspectivas acerca de Argentina, tras la salida del cepo cambiario, pero advierten sobre una aceleración de la inflación, las dificultades para reducir el déficit fiscal y un crecimiento económico débil, sobre todo en el primer semestre de este año.

"El cambio en la política de (Mauricio) Macri ha sido, hasta el momento, menos traumático de lo que muchos esperaban, pero creemos que no hay lugar para la complacencia. Mientras esperamos una aceleración temporal de la inflación y la debilidad de la actividad económica en el primer semestre del año, el crecimiento del PBI real debería repuntar en la segunda mitad. Si el ajuste pro-mercado se mantiene por este camino, la economía podría crecer entre 3% y 4% en 2017", explicó el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés) en un informe, tras una visita de sus economistas a Buenos Aires.

Según evaluaron Ramón Aracena, economista Jefe para América latina, y Martín Castellano, economista Senior, "el estado de ánimo del mercado ha mejorado significativamente", para lo cual consideraron clave "la enérgica fuerza promercado de la política de Macri para cambiar la economía", luego de la unificación cambiaria, el levantamiento de los controles de divisas, la contracción monetaria y la guía de la consolidación fiscal. Sin embargo, previeron que se intensifique la presión cambiaria en los próximos meses en la medida que la demanda de los importadores gane tracción.

Como advertencias, el IIF destacó que la resolución del tema holdouts es el siguiente gran paso del gobierno, que reducir la inflación es la prioridad y que los principales obstáculos permanecen en el frente fiscal.

Respecto de los holdouts, los analistas destacaron que el gobierno parece comprometido a resolver este problema, pero que sin una mayoría en el Congreso, tendrá que construir apoyo político para hacer los cambios legales necesarios para ello, lo que podría retrasar cualquier acuerdo hasta la segunda mitad de 2016. "Una resolución rápida impulsaría impulso positivo con los mercados y ayudar a contener los costos de corrección política".

Y respecto del plano fiscal, entienden que "a pesar del optimismo del mercado, la corrección fiscal necesaria, que implica la reducción del gasto y los subsidios y de las tarifas distorsionadas de servicios públicos, podría verse comprometida por el limitado respaldo político a la administración", tras el anuncio de anteayer de llegar a un déficit fiscal de 4,8% este año y una reducción de los subsidios en 1,5% del PBI.

Sin embargo, observó una creciente fragmentación dentro de la oposición política, a medida que las facciones pragmáticas rompen con las fuerzas más ideologizadas, lo que "sugiere una menor resistencia política que se previó originalmente".