Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Banco de Inglaterra bajó tasas a mínimos históricos para luchar contra efectos del Brexit

Lo hizo en 25 puntos básicos, hasta el 0,25%. Es el primer recorte en más de siete años. El objetivo es limitar la caída en recesión de la economía británica, tras el shock provocado por la salida de la UE.

Banco de Inglaterra bajó tasas a mínimos históricos para luchar contra efectos del Brexit

El Banco de Inglaterra bajó las tasas de interés en 25 puntos básicos, hasta el 0,25%, el nivel más bajo de la historia de la entidad, por los efectos negativos que ha dejado el Brexit en la economía. Es el primer recorte en más de siete años.

El Banco de Inglaterra ha acompañado al histórico recorte del precio del dinero en Reino Unido con un paquete de estímulo monetario más amplio. La entidad ha reactivado el programa de compra de bonos (QE) con una ampliación de 70.000 millones de libras, de los que 10.000 millones irán destinados a la compra de bonos corporativos.

También ha anunciado que comprará bonos corporativos por 10.000 millones de libras y una nueva megasubasta de liquidez (Term Funding Scheme) para reforzar el efecto de la bajada de tipos en los márgenes bancarios.


El objetivo de la institución que lidera Michael Carney es evitar, o al menos limitar, la caída en recesión de la economía británica tras el shock provocado por la salida de la UE.


La última oleada de datos macroeconómicos negativos ha encendido todas las alarmas en la institución. En julio, los tres principales sectores de la economía de Reino Unido (los servicios, industria y construcción) registraron el mayor ritmo de contracción en años, lo que sugiere que la actividad de la quinta economía del mundo estaría encaminándose a una nueva recesión.

La decisión de recortar las tasas de interés fue aprobada por unanimidad por el Comité de Política Monetaria del BoE (9 votos a favor por 0 en contra), mientras que la ampliación del QE ha contado con 3 votos en contra.